¡ALERTAS!

Mirando hacia otro lado

Que los medios de comunicación actúan al dictado y siguiendo la máxima de Vellido Dolfos cuando pronunció la frases de “ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor”, es más que sabido por los lectores.

Lo que resulta hediondo es que se lleve a cabo casi de tapadillo, en la oscuridad, con premeditación y alevosía. No se puede ser sostenedor de la justicia social y brear al que no es de nuestra cuerda para mejor esgrimir nuestro propio modo de trepar, y cuando la injusticia que defendemos a cualquier precio llega hasta nuestras puertas mirar para otro lado, callar y asentir.

El Grupo Prisa que sirve a cualquier señor que le otorgue poder suficiente como para hacer y deshacer gobiernos lleva varios años imponiendo sus reales entre sus trabajadores. Todo el que no esté con él está frente a él. Ana Guantes, Ana Borderas, María José Ajejas, Paloma Delgado, Pilar Vicente, Eduardo Martín, Esther Redondo, fueron los que más fiscalizaron el ejercicio de la actual dirección y por cumplir con su deber de “libertad de expresión” fueron despedidos por la empresa. Antes que ellos le siguieron por el mismo sendero Cristina López Benedicto y Ernesto Estévez. Todos presentan el mismo perfil, personas con un dilatado recorrido en la empresa y con muchos años de antigüedad en ella.

Más recientemente los que han salido del Grupo han sido Fernando Berlín, Manuel Rico y Javier Aroca por colaborar con medios del “bando enemigo”. Los tres son colaboradores de La Sexta y los tres defienden posiciones ubicadas dentro de la izquierda política; y para más INRI La Sexta destapó los Papeles de Panamá donde parece ser que, entre otros personajes, figuraba Teresa Aranda, la exmujer de Juan Luis Cebrián, en calidad de vicepresidenta de una organización de izquierdas financiada por millonarios presidida por Massoud Farshad Zandi, amigo de Felipe González y del propio Cebrián.

Miguel Ángel Aguilar también fue enviado al exilio por declarar al The New York Times: “Los periódicos están en manos de sus acreedores y también en las de un Gobierno que ha ayudado a convencer a los acreedores que la prensa debe mantenerse con vida en lugar de dejarle morir de asfixia a causa de sus deudas”. Y Carlos Carnicero, le precedió, por criticar a Alfredo Pérez Rubalcaba, el candidato del PSOE al que entonces, en 2011, respaldaba la Cadena SER.
La izquierda, tan solidaria ella, ni ha llorado por ellos ni ha guardo los tres meses de luto protocolario. Cualquier día escuchamos a Juan Luis Cebrián, a imitación de Hugo Chavez, pero en versión radiofónica, presentar él solito toda la parrilla de la cadena.

En palabras de Malcolm X, activista político estadounidense. “Cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante.”. Y según el
Ryszard Kapuściński el periodista y escritor polaco, Ryszard Kapuściński “Cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante.”

Lucía Ballesteros

lucia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: