¡ALERTAS!

Cristalino como el agua

Existe una morralla, representantes del pueblo, paseando sus pantalones vaqueros, sus camisas remangadas, su lenguaje viperino y toda una escenografía llena de improperios, deshonor y saber estar por la Congreso de los Diputados que no son tan cristalinos como quieren dar a entender al pueblo soberano.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se despepitaba en el debate de investidura proclamando: “hay más delincuentes potenciales en esta Cámara que allí fuera”.
Viendo la que se le ha avecinado ignoramos si al lanzar esa diatriba, también estaban incluidos sus “coleguillas” de partido. Porque el pollito de Ramón Espinar la ha liado parda con su piso de Protección Oficial.

El querubín ha convivido con la política desde la cuna. Su padre, Ramón Espinar Gallego, ha desempeñado diversos cargos en el PSOE y en la Unión General de Trabajadores. Si bien el alcalde de Leganés, Presidente de la Asamblea de Madrid, Consejero de Cultura y Portavoz de Gobierno y Consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid pero es más castizo por ser unos de los involucrados en el escándalo de las tarjetas BLACK, de las que disfrutó por un toral de ciento setenta y ocho mil cuatrocientos euros.

Haciendo valer el refrán: “Quien a los suyos se parece, honra merece”, y con esas credenciales familiares, el tierno infante adquirió una vivienda de Protección Oficial con tan sólo veintitrés añitos y sin ingresos.
Entre tanto, para lavar su conciencia, suponiendo que sepa es que conciencia y la tenga, arremetía contra los especuladores exclamando: “El objetivo de la vivienda pública no es venderla”.

Los cincuenta y dos mil eurillos de nada para la entrada se los dejó, según sus comentarios algo normal en cualquier familia y cualquier chaval. ¡Bienvenido a los mundos de Yupi, senador!. Firmó una hipoteca de noventa y dos mil euros con el BBVA y tres meses después lo vendió por ciento setenta y seis mil euros.
Ramón Espinar compró varias propiedades con el dinero de su padre a Vitra, la mayor promotora de vivienda pública de España, propiedad de CC.OO, el sindicato más beneficiado por Caja Madrid.
Diego Cañamero, alias camisetas reivindicativas en el Congreso, en un gesto de parida a lo grande, ha escrito en su cuenta de Facebook su renuncia a todos los privilegios que tiene como Diputado por Jaén.
El defensor de los “parias de la tierra” afirma haber renunciado a un seguro de vida o accidente de trabajo, por trescientos cincuenta y mil euros, a una tarjeta de taxi de tres mil euros y a otra de aparcamiento gratis en aeropuertos.
Dice haberse puesto un salario de mil tres cientos euros porque a su compañera le han retirado el subsidio agrario por culpa de sus ingresos brutos. No dice el Podemita que, sí o sí, el Congreso le ingresa mensualmente sus honorarios que son de tres mil ochocientos euros brutos en catorce pagas, como cualquier otro Diputado; más otros mil cuarenta y seis en concepto de plus por ser portavoz en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
A ello hay que sumar otros mil ochocientos veintitrés euros mensuales libres de impuestos en concepto de indemnización por ser de una circunscripción distinta a Madrid. En su caso, Jaén.
De cómo administre después su salario es cosa suya. Los parlamentarios están obligados a aceptar un sueldo tres veces superior al salario mínimo interprofesional y donar el resto. No parece que lo esté haciendo y el portal de transparencia en la formación morada deja mucho que desear.
Además, afirma que rehúsa estar dado de alta en la Seguridad Social del Congreso para que no le quede, con tan sólo cuatro años de cotización, una pensión de mil doscientos euros, sino que es deseo continuar de alta en el régimen agrario, “así cuando me jubile me quedará una pensión de algo más de seiscientos euros como a cualquier jornalero”. Silencia que durante el tiempo que trabaje como diputado está obligado a cotizar en el régimen general al menos en parte.

Dice un proverbio chino: “Cada paso que da el zorro le acerca más a la peletería”.

Lucía Ballesteros

lucia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: