¡ALERTAS!

El Gobierno regional aprueba dos proyectos de ayuda humanitaria a la población en Líbano y Angola que beneficiarán a 137.200 personas

La Consejería de Bienestar Social ha aprobado un proyecto de ayuda humanitaria que llevará a cabo Cruz Roja Española para mejorar las condiciones médicas de cinco hospitales que atienden población palestina refugiada en Líbano, procedente de Siria.

El segundo proyecto de ayuda humanitaria aprobado estará gestionado por Médicos del Mundo en Angola, para atajar la epidemia de fiebre amarilla que se ha extendido a 13 de las 18 provincias del país.

negritos

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado dos proyectos de ayuda humanitaria con un presupuesto de 72.700 euros, dirigidos a mejorar los servicios médicos de cinco hospitales de Líbano y a luchar contra la epidemia de fiebre amarilla que sufre Angola, que en total beneficiarán a unas 137.200 personas.

El proyecto de acción humanitaria en Líbano será desarrollado por Cruz Roja Española para mejorar los servicios médicos en los cinco hospitales de la Media Luna Roja Palestina (MLRP) en la ciudades de Trípoli, Beirut, Begqaa, Sayda y Tyre, mediante el suministro de equipamiento médico y material médico fungible para poder atender las necesidades crecientes de la población vulnerable afectada por la crisis siria.

La intervención durará nueve meses y atenderá a unas 1.200 personas, entre pacientes sometidos a operaciones quirúrgicas en Nasra, unos 600, y pacientes para los que se recurre al uso del desfibrilador, otros 600 (298 hombres y 302 mujeres).

Según la UNRWA a raíz de la crisis en Siria unos 44.000 palestinos se han desplazado desde el país vecino, instalándose prioritariamente en las zonas de los campos de refugiados palestinos de Líbano, donde se encuentran los hospitales de la MLRP. En estos hospitales se presenta un notable deterioro de los equipos debido a un suministro eléctrico inestable y deficiente.

En lo que se refiere a equipamiento médico, en el hospital de Nasra, esta intervención contribuirá a que las operaciones quirúrgicas sean de más calidad gracias al suministro de una cúpula de iluminación para la sala de operaciones. Además se adquirirán nuevos desfibriladores, remplazándose aquellos más antiguos de forma que toda la red de hospitales disponga de esta eficaz herramienta para evitar la mayor parte de los llamados paros cardíacos.

El proyecto comprende igualmente la compra de material médico fungible para los hospitales (antisépticos, catéteres, contenedores para objetos punzantes, esparadrapos, gasas y vendas, guantes, kits estériles, lancetas, punciones, suturas, tubos y sondas, etc.) y de unidades de estabilización eléctrica (UPS, por sus siglas en inglés) que permitirán un suministro eléctrico estable y constante, de forma que los pacientes no vean afectada su atención médica.

Lucha contra la fiebre amarilla en Andola

El segundo proyecto de ayuda humanitaria aprobado es el que llevará cabo Médicos del Mundo como respuesta a la epidemia de fiebre amarilla en Angola, con origen en la provincia de Luanda. Esta intervención pretende reducir la prevalencia e incidencia de fiebre amarilla, contribuyendo al control de la epidemia a través del fortalecimiento de las capacidades de los centros de salud de los niveles primarios y de la sensibilización de la población sobre las medidas de prevención, control y tratamiento de la fiebre amarilla.

Las actividades se centrarán en el control de la epidemia, información, educación y comunicación (IEC) a nivel comunitario, asistencia técnica y en materiales a las comisiones de vigilancia epidemiológica, clínica, control vectorial, vacunación.

13 de las 18 provincias afectadas

La epidemia que comenzó en diciembre 2015 en la capital Luanda se ha diseminado a 13 de las 18 provincias del país, provocando ya 250 muertos y 1.900 casos. El personal de salud tiene un rol clave en la detección temprana y diferencial de la enfermedad además de en la información a la población sobre las medidas preventivas y la campaña de vacunación en curso.

El bajo conocimiento del personal de salud sobre la enfermedad es una debilidad que está dificultando el control de la epidemia. Apoyar el fortalecimiento de las capacidades de los centros de salud de los niveles primarios y realizar la sensibilización de la población sobre las medidas de prevención, control y tratamiento de la fiebre amarilla es esencial para parar la transmisión, reducir el número de muertes y controlar la epidemia.

La intervención tendrá una duración de tres meses, en los que se trabajará con 10 centros de salud y se atenderá a unas 136.000 personas: 36.000 personas beneficiarias de las acciones de información, educación y comunicación, en unos 6.000 hogares, y otras 100.000 personas beneficiarias indirectas a través de los servicios de salud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: