¡ALERTAS!

De friki a friki y tiro porque me toca

Nadie niega que la política española deambula por aguas inquietas y enviciadas. Lo que para unos partidos es sinónimo de aberración para otros es el Jardín de las Delicias del Bosco.
Semejante trapatiesta es debida fundamentalmente a la galería de políticos, aferrados como garrapatas a las poltronas, y su escaso esmirriado coeficiente intelectual.

Pedro Picapiedra ha vuelto a la escena política tras ganar las elecciones primarias para elegir nuevo Sánchez Secretario General del Partido Socialista y lo ha hecho montando una trama de chico de pueblo oprimido por las élites. Si bien lo que ha ganado con los afiliados bien pudiera perderlo con los ciudadanos si malgastara la diagonal política.

Según la psicóloga Pilar Enjamio, Pedro Sánchez, tendría en su ADN el ‘síndrome de Hubris’, la enfermedad del poder. Llegar a mandar sin que importe a costa de que o de quién. Confuta cualquier opinión que no sea la suya y se ve, así mismo como el Mesías que redimirá al mundo y a la sociedad. Pedro, el rocambolesco, boga en el espejismo de la ofuscación y el mundo de Peter Pan.

Menos valoración han merecido el resto de los candidatos que no han mostrado un àpice de sincerad y fraternidad entre ellos, sino que han mantenido los espadas en alto en unca lucha sin cuartel.

Para el acreditado psiquiatra, José Miguel Gaona, el comportamiento y los gestos de Pedro Sánchez lo describen como frío, manipulador y con rasgos psicopáticos. “No sonríe con la cara, no sonríe con los ojos, no lo hace con la expresión facial”. “Su comportamiento es el de una persona fría, que es capaz de controlar las emociones y sobre todo de utilizarlas”. No fija ese contacto visual con el interlocutor que tiene delante y cuando lo hace, fijaos bien, lo hace sin pestañear”

Si Rajoy se ajusta en las naturalezas etológicas y antropológicas a un elefante, a Sánchez le correspondería la de una serpiente: “astuta, sigilosa, muda camisa según temporada y se camufla según el peligro”.

Otro que no se salva de la quema es Pablo Iglesias, para la psicóloga Pilar Enjamio, el líder de Podemos tiene un marcado perfil infantil, narcisista y querencia a la contienda que esconde un cierto complejo. Para el Podemita han de existir vencedores y vencidos, idea que le sitúa en la misma ideología del Caudillo del que tanto abomina.

Pablo Iglesias es un consumado actor con extensa variedad de registros con un único propósito: provocar. Su política es un puro desatino mezclado con una cantidad considerable de narcisismo y ser el centro de atención del mundo y de la galaxia.
Pablo Iglesias se está situando por encima los mecanismos democráticos, haciendo de ellos tabla rasa y relacionando a cuantos deseen aplicarlos como enemigos del pueblo impelidos por turbios intereses. Iglesias, más que populista, ya es totalitario.

Con semejante hoja de servicios Pablo Iglesias aún no entiende por que la sociedad le rechaza y ha encargo un informe para averiguarlo. No capisca cómo el resto de los mortales lo encuentra opresor, vacuo e irritante, si él cuando se mira al espejo se ve primoroso e hipnótico. Pobre, Pablo, tan educado, tan leal, de excelente vocabulario, tan dialogante y, a la par tan marginado. Pena, penita, pena que diría el cantar.

Y para completar el cartel de friky contamos con la inestimable actuación de Carles Pigdemont, la mosca cojonera, del nacionalismo que amaga y no da, porque ni él mismo sabe lo quiere. A menos que disfrute mareando el “proces”, a los catalanes, a los españoles y hasta a los selenitas. Su actividad nos recuerda la canción de las Hermanas Hurtado “Ahora vamos, ahora venimos”.

A Carlitos Ferrocarril le ha salido un sobresaliente en la figura de otrora Honorable Jordi Pujol. El maridito de la “Madre Superiora” ve a Cataluña amenazada por una “propuesta lenta de disolución” y pide movilizarse.

“Pujol cree que Cataluña ha salvado su lengua tras “décadas de política hostil”, a afrecho su cohesión y su convivencia, convirtiéndose, a su juicio, en un referente europeo en la integración de inmigrantes. También defiende que es un territorio que progresa en el campo científico y tecnológico, con potencia exportadora, con un buen nivel cultural y artístico y con una capital, Barcelona, que es una “ciudad de éxito”. “Un país así puede sentirse amenazado”. No se ha referido, sin embargo, a cómo va a devolver lo que le ha robado a los catalanes y españoles a manos llenas y sin escrúpulos, ni a que gracias al sistema de electoral basado en la “Ley de Ohm” han podido manejar a su libre albedrío a toda España incluida Cataluña.

Lo que recuerda la Fábula de Samaniego “El hombre y la culebra”.
A una Culebra que, de frío yerta,
en el suelo yacía medio muerta
un labrador cogió; mas fue tan bueno,
que incautamente la abrigó en su seno.
Apenas revivió, cuando la ingrata
a su gran bienhechor traidora mata.

¡Señor, líbranos de todo mal y de dignatarios como éstos, que tan graves no son nuestros pecados!.

Lucía Ballesteros

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: