¡ALERTAS!

Almagro versus teatro

A caballo entre Toledo y Granada se levanta un pequeño castillo árabe que da origen a localidad de Almagro que en 1796 pasaría a ser ciudad. Tras la batalla de Las Navas de Tolosa, que tuvo lugar en 1212, y le fue concedido fuero por Fray Gonzalo Yáñez de Noboa, IX maestre de la Orden de Calatrava, que se ratificó de la mano de Fernando III el Santo en 1222 . Se convirtió en la capital de la Orden de Calatrava y los pagos que dieron en llamarse Campo de Calatrava. Su temprano esplendor hizo que el rey Alfonso X el Sabio convocó Cortes en ella en 1273.

Los albores de su plaza asciende al siglo XIII y su estructura es el resultado de la eliminación de algunas cuadrículas de la trama de manzanas. Sus orígenes fueron eminentemente comerciales.
La plaza medieval sufrió una notable alteración a lo largo del siglo XVI, a la par que los Fúcar se establecen en Almagro. Familia de origen flamenco y banqueros de Carlos V, los Fugger, a los que el monarca concedió la explotación de las minas de azogue de Almadén como pago de los muchos préstamos que realizaban a la corona durante las guerras de Europa.
Se alzaron nuevos edificios y a ellos se deben las galerías acristaladas al modo de las plazas flamencas. De planta rectangular irregular, su lado mayor se abre en la zona que corresponde al Palacio Maestral. Según los planos antiguos tiene ciento veinticinco varas de longitud por cuarenta y cuatro de anchura.
Sus lados mayores están compuestos por un afinado conjunto de viviendas dispuesta sobre soportales en dos alturas, mantenidas por ochenta y cinco columnas de piedra de estilo toscano, sobre las que duermen las gruesas zapatas y vigas de madera encaladas de almagre.
Sus humildes edificaciones poseen todo el encanto de un doble piso de galerías acristaladas. En sus preludios dichas galerías eran públicas y desde ellas se podían presenciar los espectáculos que se ofrecían en la plaza.

Dentro de este encuadre tan original encontramos el Corral de Comedias. Si bien se desconoce el año de su construcción, todos los estudios apuntan a que fue levantado en 1628 por Leonardo de Oviedo a partir de una remodelación del antiguo Mesón del Toro. En su interior vigas y zapatas están pintadas de un llamativo almagre que destaca sobre la cal. Cazuela, galerías, escenarios, aposentos de gente principal y camerinos de comediantes conforman un conjunto difícil de olvidar. El Corral de Comedias de Almagro es el único que se ha conservado intacto y en activo desde principios del siglo XVII hasta nuestros días.
En 1954 este Corral fue descubierto y adquirido su patio por el Ayuntamiento. Después de varias remodelaciones alberga una gran actividad, siendo la mas conocida el Festival Internacional de Teatro Clásico, también el resto del año.

En 1978, con Rafael Pérez Sierra como Director General de Teatro y Espectáculos del Ministerio de Cultura, se convocan en Almagro las primeras Jornadas de Teatro Clásico Español. A ellas concurren personalidades tanto del teatro como de la crítica y la creación.

A la par que se celebran las Jornadas se representa tres obras emblemáticas del teatro:
“Medora”de Lope de Rueda, por la compañía de la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid. “La estrella de Sevilla”de Lope de Vega, dirigida por Alberto González Vergel y “El despertar a quien duerme” de Lope de Vega, bajo la dirección de José Luis Alonso, además de Las danzas españolas de los Siglos XVI, XVII y XVIII, dirigidas por Gregorio Paniagua.

El triunfo de las Jornadas y de las representaciones fue el germen del Festival de Teatro Clásico de Almagro. El centro del Festival de Teatro Clásico sigue siendo El Corral de Comedias y desde el año 1980 se han unido a las representaciones otros espacios de la ciudad. También nace la Compañía Nacional de Teatro, proyecto que se consolida en 1986 de la mano de Adolfo Marsillach.

El Festival ha cruzado fronteras y desde la se ha ido internacionalizando Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico se han creado dos certámenes internacionales a nivel mundial: Certamen Internacional Almagro Off, cuya función es la de apostar por directores noveles con la creación contemporánea, la promoción de nuevos lenguajes y propuestas innovadores con respecto a los clásicos y el Certamen Internacional Barroco Infantil, creado para favorecer la creación escénica de obras dramáticas destinadas al público infantil.

Gracias al Festival Internacional de Teatro Clásico, la ciudad entera de Almagro se convierte en el Gran Teatro del Mundo, con vida y luz barroca e preñada de emociones, cultura, sabiduría y versos.

El Festival se ha convertido en el motor que da vida al teatro clásico. Su vitalidad, su continuidad y su progresiva trayectoria han hecho del Festival un incono de cultura teatral y punto de reunión para creadores, estudiosos y público, de muy diversas edades, nacionalidades e inquietudes.

Lucía Ballesteros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: