¡ALERTAS!

¿Ayudar a España generando enemigos?

Que unos cafres de Navarra tengan que pagar, con un tiempo de reclusión y con dinero, por golpear y perseguir a la Guardia Civil o a quienes no piensan como ellos, es algo en lo que la inmensa mayoría parece que coincidimos. Algún político de Madrid no.

Ahora bien, que la fiscalía competente se descuelgue pidiendo treinta años de cárcel para cada agresor filoetarra, es un disparate mayúsculo. O bien se equivoca el fiscal, o bien el legislador se ha pasado de frenada para conjurar el riesgo de terrorismo.

Yo creo que es lo primero, pues no puedes entender que toda la gentuza que quiere imponer a golpes sus ideas, se convierta automáticamente en terrorista.

Lo que sucede con estos desajustes del Estado de Derecho es que, no solo no consiguen restablecer la justicia que necesitan los agredidos, además generan en los vecinos de los agresores un sentimiento de compasión hacia estos últimos, que se convierte en una repulsa frente al Estado español que los pretende condenar, como si efectivamente hubieran matado a una persona, todos y cada uno de los participantes en el tumulto.

Lo peor de este episodio es que se produce en Navarra. Algún día habrá que detenerse en la involución del voto en esta Comunidad Foral, y el incremento del separatismo, a base de la colonización poblacional del sur, con fondos de conocidas entidades bancarias. Y quizá analizar otras causas de psiquiátrico, como la animada participación de los nietos de las familias carlistas que acompañaron al General Mola y a Franco en 1936, en cualquier algarada antisistema y pro-abertzale.

Desde el lado del Estado de Derecho tenemos el deber de tener una mayor solvencia intelectual, moral y de actuación, que no eche más leña al fuego de ciertas capas de la sociedad que no tienen el más mínimo afán de análisis.

Quizá eso también haya sido culpa de no haber tenido como prioridad histórica en España, una formación solvente en democracia y ciudadanía.

Muchos de nuestros gobernantes han podido, por ello, arrastrar a mucha población a sus causas, pero también pueden perderla cuando otros expertos en generalidades y manipulaciones, aprovechen ahora esa falta de masa crítica.

Enrique Belda Pérez Pedrero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: