¡ALERTAS!

El Ayuntamiento de Daimiel congela los impuestos y bonifica las tasas para pensionistas y familias numerosas

Las Ordenanzas Fiscales de 2018 recogen una mejora en el acceso a las bonificaciones para los pensionistas en la tasa de basura y para las familias numerosas por el IBI. Recoge igualmente nuevos incentivos fiscales para los vehículos cuyo motor genera un menor impacto ambiental.

La administración municipal no aplicará la subida del IPC (+1,8%, interanual en septiembre). En cuanto a la plusvalía se fija una reducción entre el 20 y el 60 % en los coeficientes anuales en función del periodo en el que se genere el incremento de valor.

Las Ordenanzas Fiscales de 2018 se regirán por una “congelación” de todos los impuestos y la práctica totalidad de las tasas y precios públicos tras la aprobación en solitario del equipo de Gobierno en el Pleno celebrado este lunes. El grupo IU-Ganemos Daimiel se abstuvo, mientras que el grupo del PSOE rechazó un documento que se debatió durante hora y cuarto. El texto recoge una mejora en el acceso a las bonificaciones para los pensionistas en la tasa de basura y para las familias numerosas por el IBI, además de nuevos incentivos fiscales para los vehículos que generan un menor impacto ambiental. Son algunas de las modificaciones principales de cara al próximo ejercicio en el que la administración municipal no aplicará la subida del IPC (+1,8%, interanual, septiembre). En cuanto a la plusvalía se fija una reducción entre el 20 y el 60 % en los coeficientes anuales en función del periodo en el que se genere el incremento de valor.

Con respecto a los desempleados estarán exentos en el pago de los derechos de examen de empleo público o bolsas de trabajo municipales. Del mismo modo podrán acogerse a una subvención del 90% en la tasa por licencia de apertura de establecimientos, siempre que se demuestre tal condición durante los tres meses anteriores al inicio de dicha actividad.

A partir de 2018, en la tasa por recogida de basuras quedan exentos del pago aquellos contribuyentes cuyos ingresos de la unidad familiar no supere 1,3 veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). “Se sube el límite al objeto de intentar que sea accesible para un mayor número de unidades familiares”, explicó el concejal de Hacienda, Jesús David Sánchez de Pablo.

Entre las novedades se encuentra la incorporación a las tasas municipales de los bonos de diez entradas al complejo de piscinas de verano por importe de 19 euros y los incentivos fiscales en el apartado de Impuestos de Vehículos de Tracción Mecánica para aquellos dotados de motor eléctrico y para los de motor híbrido, cifrados en un 50 y 25%, respectivamente. Autónomos y microempresas se beneficiarán de un 80% de bonificación en el ICIO (Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras) por la contratación mínima de dos trabajadores a tiempo completo durante un periodo de un año en adelante. Hasta la fecha el requisito se establecía en cinco trabajadores.

En cuanto al IBI, el Ayuntamiento de Daimiel congela el tipo de gravamen por lo que sus ciudadanos seguirán pagando un 9,4% menos que en 2013 en su recibo de la contribución, al igual que en el año en ciernes. Sánchez de Pablo enfatizó el hecho de que, una vez finalizado el proceso de revalorización que compete a otras administraciones, éste “no se ha trasladado a los bolsillos daimieleños pese a la mala situación económica municipal”. Resaltó la reducción del tipo de gravamen del 1,1 (en 2013) al 0,72 (en 2017) al tiempo que se incrementaron los límites de renta para que las familias numerosas se beneficien de una bonificación en este Impuesto del 15 al 25% en función del carácter siempre que el nivel de renta de éstas no supera 5 veces el IPREM y el valor catastral del inmueble es inferior a 70.000 euros.

Los Populares que integran el equipo de Gobierno dejan exento el pago de la plusvalía cuando el valor de venta de un bien inmueble es inferior al valor de compra. Según informó el concejal de Hacienda, “ya se ha hecho con siete vecinos de la localidad”.

Por su parte, el coeficiente de este impuesto se reduce casi a la mitad pasando del 2,7 al 1,5% (en los casos en que el incremento de valor se genere en un periodo superior a 15 años), del 2,7 al 1,6% cuando dicho incremento se genere entre 10 y 15 años, fijándose en el 2 % cuando el incremento se produzca en un periodo entre 5 y 10 años (actualmente estaba en el 2,8%) y en un 2,5% cuando éste se genere en un periodo inferior a 5 años (en 2017 se sitúa en el 3,1). “Creemos que de este modo, situándonos de media, casi en la mitad de lo que nos permite la ley, reduciremos considerablemente las plusvalías, en especial, la de aquellas viviendas con un importante número de años y que se han producido ante fallecimientos”.

Sánchez de Pablo recordó que todas estas medidas se establecen mientras continúa el Plan de Ajuste al que está sometido el Ayuntamiento hasta el año 2022 que, por otra parte, no permite ejecutar modificaciones que generen una reducción en la recaudación.

En este sentido, el edil de Izquierda Unida-Ganemos Daimiel (IU-GD), Juan Julián Rodríguez de la Rubia pidió que se “referencien” todas las tasas al 1,4 del IPREM, mientras que el PSOE elevaba ese dígito al 1,6. Ambas agrupaciones solicitaron un estudio económico con los pormenores de costes y número de beneficiarios en cada una de los apéndices que se modifican. En el caso de los bienes inmuebles, IU-GD consideró que se debería discriminar entre vivienda habitual y otras. Se refirió a la tasa sobre consumo del agua cuyos “excesos”, dijo, “se pagan muy barato”. El concejal Rodríguez de la Rubia concluyó expresando que “el impacto de lo que nosotros proponemos, no se ha tenido en cuenta” de cara a las Ordenanzas de 2018, argumento en el que basó la abstención de su grupo.

Por su parte, en las filas socialistas, su portavoz, Eva López, también recriminó al equipo de Gobierno la ausencia de una justificación mediante un informe técnico-económico que sustentase la negativa a las propuestas de su Grupo y las modificaciones presentadas por el equipo de Gobierno. Un asunto sobre el que el responsable de Hacienda puntualizó que están basados en aspectos como proporcionalidad o para adecuarlos al Salario Mínimo Interprofesional.

Desde el PSOE se propuso en Comisión de Hacienda la gratuidad en la expedición de documentos para desempleados, exención para todas las cuotas a taxistas que lo sean por primera vez como ayuda a autónomos y emprendedores y en la tasa reguladora por licencias de apertura a nuevos establecimientos se solicitaba igualmente la gratuidad como ayuda a emprendedores, además de establecer una tasa por el canon de transmisión de propiedad en el Cementerio Municipal. Así lo relató la portavoz, quien acabó manifestando que “las tasas son deficitarias y no cubren el servicio porque ese no es su objetivo, por lo que es el Ayuntamiento el que debe asumir ese gasto evitando cualquier desigualdad”.

El concejal de Hacienda aclaró que la única subida que se ha producido en el Taller de Teatro supone a los alumnos menores de dieciséis años 14 céntimos más a la hora (suponiendo un coste total de 0,87 euros por hora) y para adultos la subida se incrementa en 26 céntimos la hora para un total de 1,043 euros/hora; cifras que, entendía, “se acercan mucho al concepto de gratuidad” ajustándose al mismo tiempo a una “gran calidad en el servicio”. Ejemplos que extendió a la Escuela de Música donde, dijo, 7 de cada 10 euros que cuesta un estudiante, los sufraga el Ayuntamiento, mientras que por otro lado, se introducen este curso nuevas disciplinas como Lenguaje musical para 3 años y Musicoterapia. Añadió que el precio medio por hora de instrumento en la Escuela Municipal de Música de Daimiel se sitúa muy por debajo del resto de Escuelas de Música de nuestro entorno.

“Mantenemos precios muy populares pese al déficit de la actividad y actualizamos e innovamos en su oferta”, precisó. Para el edil, “demostramos con hechos que no hay ningún afán recaudatorio, mejorando de manera sustancial las bonificaciones en el caso de las plusvalías…y proponiendo que las ordenanzas fiscales para 2018 sean más sociales que las actuales”, y aseveró, “este equipo de gobierno tiene que ser responsable, tenemos que gestionar con rigor y por eso fijamos unos precios que consideramos razonables (de los más bajos de la provincia), establecemos importantes bonificaciones y exenciones para los colectivos que peor lo están pasando, pero no podemos aceptar la petición generalizada de bajadas de impuestos o de gratuidad, simplemente -zanjó- por responsabilidad”.

El alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, comparó las décadas precedentes con la situación económica actual del Ayuntamiento de Daimiel. Ejemplificó en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, uno de los de mayor ingreso para las arcas municipales, su evolución pasando de 136 euros en la década de los 90 a los 224 euros a principios del 2000. El PP lo ha bajado 12 euros, un gesto que para Sierra demuestra que “ahí está la responsabilidad de un gobierno, bajando el IBI hasta el 0,72%, permitiendo que nuestros vecinos no paguen más en este concepto pese a la importante revalorización catastral que se ha producido en plena época de crisis. Además, seguimos reduciendo impuestos, estableciendo una importante relación calidad-precio de nuestros servicios; una consecuencia de la buena voluntad y de la responsabilidad de gobernar”.

Preguntas

Una quincena de cuestiones de los grupos municipales de IU-Ganemos Daimiel y PSOE cerraron la sesión ordinaria de octubre. El equipo de Gobierno informó que tras la visita común de todas estas formaciones al antiguo Instituto Virgen de las Cruces conocido como Granja Escuela, la voluntad del bloque Popular es pedir una futura cesión de la instalación a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. La pretensión es intentar reactivar la infraestructura mediante una formación con certificado de profesional u otras salidas laborales similares, siempre y cuando haya predisposición y las condiciones de cesión permitan que el Ayuntamiento pueda adjudicarse la adecuación y mantenimiento de esta infraestructura.

En este apartado, el concejal de Urbanismo, Javier Fisac, también recordó a una preguntada planteada por la concejal Socialista, María del Carmen Martín-Gil, que el Plan de Asfaltado 2017, presupuestado con 76.000 euros, permitirá actuar en nueve calles: Herrera, Calatrava, Taray, Ciudad Real (desde Plaza de Lepanto hasta Magdalena), Arenas (desde Maestro Baeza a Santa María), Plaza de Almagro y Paseo del Carmen. También se acondicionará el camino Ciudad Real (desde Avenida Europa hasta Variante).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: