¡ALERTAS!

La República de Barataria

Érase una vez un eglógico país habitado por hadas y helfos. Todo en su patria rezumaba felicidad. Eran los más sabios, los más ilustrados, los más civilizados, los más opulentos. Los dioses les enviaban el maná a diario. Sus ancestros poseían un pedigrí puro, purísimo, inmaculado.

Pero muy cerca de ellos habitaban unos monstruos inmundos, envidioso, que sólo aspiraban a someterlos bajo su yugo. Para alejarse de tal maleficio y reforzar su ADN, un buen día cogieron sus cajitas de zapatos y las convirtieron en urnas. Con nocturnidad y perfidia se apropiaron de los datos de sus amiguitos y vecinos de su mágico país. Todo el con el único propósito de romper lazos con sus malvados vecinos, que les robaban, los oprimían, les succionaban la sangre, les imponían sus leyes.

Tras la votación irrisoria procedieron al recuento de votos, y al ver que había más papeletas que habitantes cabriolaron eufóricos. ¡Por fín! podían empezar a dejar atrás a sus verdugos.

Siguieron embriagados por su ficticia victoria. Uno de sus habitantes que atiende por nombre como Joan Tardá mugía que no “había tantas cárceles para tantos demócratas en Cataluña”, alias la República de Barataria. Ni tantas casas de reposo para dar cabida a tanto caletre diferido.

Fueron cogiéndole gustillo a las votaciones, a estar fuera de ley y prosiguieron caminando por aguas procelosas. Así llegaron en su insensatez a votar la declaración unilateral de independencia. Utilizaron el sistema de votación secreta. Una cosa es jugar a ser los reyes de la República de Barataria, y otra muy distinta es dar la cara en defensa de sus ideales y que terminemos en la cárcel. Sus adlateres caracoleaban de alegría en el exterior. A ninguno se le ocurrió pedir explicaciones a sus cabecillas para que explicaran porque fueron tan cobardes y votaron guardándose las espaldas.

Continuando con la farsa y sin respetar al resto de sus compañeros de Parlamento, porque a demócratas no hay quien les gane, votaron. Votaron en minoría y menguados en votos, en dignidad, en honradez persistieron en su teatro.
No tuvieron en cuenta que muchos de sus conciudadanos no querían ser personajes de atrezzo en ese carnaval fuera de época. Algunos ésos vecinos pensaron que ellos también tenían derecho a decidir y que su querencia se inclinaba del lado de los entes opresores.

Esos endriagos que optaron por romper su quimera y les retiraron todos los juguetes que tenían en su mundo virtual. Pasaron de jugar con la Play a quedar a disposición de los bravucones y sus leyes; y ha convertirse en los bufones del Universo.

Pero ya que tanto les gusta ejercer la Democracia vía votaciones, tendrán la oportunidad de pasar de nuevo por las urnas el 21 de diciembre. Ahora bien, se verían sometidos a un dilema moral: Presentarse a las elecciones convocadas por sus agresores y admitir que han perdido la batalla. O no concurrir y volver, de nuevo, a la casilla de salida con su relato de víctimas incomprendidas.

No en vano, ante un problema humano, los materialistas analizan la parte fácil, niegan la parte difícil y se van a casa a tomar el te; y los más obstinados suelen ser los más equivocados, como todos los que no han aprendido a dudar.

Al igual que en el poema de Federico García Lorca:
El lagarto está llorando.
La lagarta está llorando.
El lagarto y la lagarta con delantalitos blancos.
Han perdido sin querer su anillo de desposados….
¡Ay, cómo lloran y lloran!
¡Ay, ay, cómo están llorando!
Todas las hadas y todos los helfos lagrimean porque han perdido su plata, su poltrona, su intransigencia y la joya de su corona: la República de Barataria.

Lucía Ballesteros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: