¡ALERTAS!

Historia del Vino (I)

La Mancha es una región asentada en el centro de la península ibérica, conforma parte de la Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha, y es la zona vinícola más grande del mundo.

Según muestran los restos arqueológicos hallados en la Necrópolis de Los Villares ya se consumía vino en aquella época. En 1150 Alfonso VII rey de Castilla concede “ tierras de viñas y todas sus heredades, juntamente con el portazgo al quinto de los hornos de pan y del vino” a la orden del Temple. La Orden de Calatrava, en el siglo XIII cuando toma a su cargo la zona de Valdepeñas, planta en sus tierras de labranza gran cantidad de viñas. Felipe II convierte a Valdepeñas junto con La Mancha en la bodega de la corte. Puesto que en tierra de vinos vivimos, conozcamos la historia del vino.
La historia del vino se ha entretejido con los anales de otras actividades humanas como son: agricultura, gastronomía y actos sociales, inherentes a la cultura del propio hombre.

El vino es una bebida alcohólica fermentada cuyo origen es el zumo de la uva que encierra un contenido de alcohol etílico. Consumido con moderación provoca una expresión sincera de sentimientos. Tomado en exceso puede llegar a ser mortal.
Desde el Génesis el hombre ha sentido la necesidad de sentirse acompañado por el vino. Esta relación tan estrecha lo ha llegado a convertir en una mercancía de valor en las distintas culturas.
Existen vestigios arqueológicos donde se observa que las producciones vinícolas más antiguas son oriundas de Georgia e Irán con una antigüedad que abarcas desde el año 6.000 al 5.000 a.C.

Ya el tercer milenio a.C. hallamos cultivos de uva en las cercanías de Oriente Próximo, Sumeria y Antiguo Egipto.
La facilidad para adaptarse a otras zonas, su escasa necesidad de agua y minerales y su capacidad regenerativa, han hecho de la vid un cultivo muy extendido.
Este acondicionamiento fue clave para su desarrollo en Europa y la mayor parte de los climas templados de la tierra. Su mayor transmutación la sufrió cuando de manera artificial migró de una variedad silvestre a otra doméstica. Hasta el momento se desconocen las causas que produjeron dicho cambio.

Sea como fuere el vino es la suma de un cúmulo de factores ambientales: clima, latitud, altura, horas de luz, etc. Además, el comercio y la expansión de diferentes culturas han posibilitado su expansión, con nuevos sabores y aromas.

También el vino surge en la cultura preñado de simbolismo: tras el Diluvio Universal reinventado por Noe. En la civilización sumeria es Utnapishtim quien también planta viñas tras un diluvio.

Se cree que los inicios de la elaboración del vino pudieron estar localizados en una vasta extensión de tierra al sur del Cáucaso, entre Turquía, Armenia e Irán.
La uva primigenia era la vitis vinifera sylvestris de la que se han encontrado numerosas muestras arqueológicas en Turkmenistán,Uzbekistán y Tajikistan fechadas entre el Neolítico y principios de la Edad del Bronce.
Cerca del mar de Galilea 20.000 a.C ya existía el cultivo de la vid; y en el Mioceno en la Europa Occidental.
Según restos encontrados en los yacimientos de Hajji Firuz Tepe en los Montes Zagros (Irán) ya se elaboraba un vino que se aromatizaba con resinas de terebinto.
De la misma manera, en la Edad del Bronce, el vino se fue expandiendo en múltiples direcciones desde Europa Oriental hasta la India, Persia y China.
Al conceptuar el vino como una mercancía más hizo que su comercialización floreciera y llegar a expandirse por Asia. Algunas de las primeras especies de uva emigraron a China en lo que se dio en llamar “uvas de montaña”.
La expansión del vino llevó al l vikingo Leif Eriksson a realizar una crónica de plantaciones de viñedo en América del Norte en el 1000 d. C. en la zona que hoy conocemos como Massachusetts.
El general Zhang Qian relata como se cultivaban las vides en la época de la dinastía Han en la zona de Xinjiang y cuan popular era el vino entre sus moradores.
La ruta de la seda bien pudo contribuir a la transmisión de la viticultura y que dar a conocer el vino en la parte occidental del Éufrates
Se desconoce el móvil de por que la variedad de uva vitis vinifera se propagó por Eurasia en menoscabo de las variedades locales. Prueba de ello es que en China, pronto se disminuyó el cultivo de la vitis amurensis a favor de la uva euroasiática (vitis vinfera).
Por otra parte, existe la certeza de que en la península Ibérica había viñedos en el tercer milenio a. C., antes de que los fencios entraran en la península y establecieran colonias en la región. No obstante la colonización procedente del este de Europa sigue siendo una de las teorías más aceptadas por la comunidad científica.

Lucía Ballesteros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: