¡ALERTAS!

Callejeando por Toledo. Museos Sefardí y de El Greco

El Museo Sefardí, en Toledo, está situado en lo que fue el antiguo del Convento de Caballeros de Calatrava, adjunto a la Sinagoga del Tránsito. Ofrece aspectos históricos, religiosos y de las costumbres del pasado judío en España y de los sefardíes, los descendientes de los judíos que vivieron en la península ibérica hasta 1492.

En 1964, se resuelve que la sinagoga del Tránsito o sinagoga de Samuel ha-Leví sea la sede del museo sefardí, para preservar el legado de la cultura hispano-judía y sefardí como parte sustancial esencial del Patrimonio Histórico Español.
El Museo Sefardí se encuentra adscrito al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, cuya gestión exclusiva pertenece a la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural.

La primera sala ofrece la historia, geografía y cultura del pueblo judío en el Próximo Oriente Antiguo, donde según los escritos bíblicos nacieron las tradiciones que perduran en su vida cotidiana. Además, podemos observar vestigios arqueológicos datados entre el 2000 a.C. y el siglo I d.C.; junto con una gran variedad de objetos culturales, como una Torah y objetos litúrgicos, para comprender lo que es y lo que significa ser judío, sus creencias y costumbres.

Así mismo podemos percibir testimonios acerca de la presencia del pueblo judío en España, desde la época romana, pasando por la visigoda, su desarrollo en Al-Andalus, su estancia entre los siglos XIII y XIV, los conversos, la Inquisición, hasta la expulsión en 1492.

En el patio norte se exponen algunas lápidas de personajes judíos procedentes de diferentes localizaciones de España. Amén de conservar restos arqueológicos de unos posibles baños públicos de la antigua judería de Toledo.

El Museo de El Greco acoge la obra del pintor manierista Doménikos Theotokópoulos. Se inauguró en 1911 como casa-museo. Está vinculado al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y su gestión corre a cargo de la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural.

En mayo 1902, y coincidiendo con la coronación de Alfonso XIII, La Reina Regente, María Cristina autoriza una exposición sobre el Greco. Dicha exposición se celebró en el Museo Nacional de Pintura y Escultura, actual Museo del Prado. Se componía de obras propias del Museo y de otras cedidas por particulares.

Ocho años después se aprobaría la Real Orden “disponiendo se admita la oferta hecha por el señor Marqués de Vega Inclán, de la casa del Greco, en Toledo, para servir de Museo a las obras del Greco, en Toledo”.

Pese al título no se llega a crear un Museo específico sobre el Greco. En 1920 Benigno de la Vega Inclán legó más de cuarenta obras de autores españoles para la creación del Museo de Arte Español.

En 1924 se abriría el Museo Romántico en Madrid, lo que produjo que dejasen de ir cuadros al Museo del Greco. Pese a ello, se conserva una “Sala del Museo de Arte Español” donde se exponen las obras que en los inicios del Museo del Greco le fueron donadas con objeto de crear una gran pinacoteca española.

El museo se edificó sobre los cimientos de una antigua casa del siglo XVI y de un palacio renacentista, en la Judería Toledana. Se emplaza muy cerca de donde vivió el artista. La verdadera casa del pintor resultó arrasada por un incendio. En la actualidad el museo se encuentra en un edificio de principios del siglo XX y ha pasado por algunas reformas.

La primera de ellas data de 1921 y las siguientes se producen entre 1950, 1960 y 1990. En esta última se proyectan las estructuras interna y externa definitivas.

El museo permaneció cerrado por obras de reforma desde 2006 hasta marzo de 2011 y su contenido pictórico más importante fue expuesto de manera itinerante en diversas ciudades españolas. El cuadro “Vista y plano de Toledo” quedó fuera de dicha selección por su delicadeza y se depositó en el Museo del Prado hasta la reapertura del museo toledano el 24 de marzo de 2011.

En diciembre de 2012 el presidente de la Diputación de Toledo presentaba una propuesta para reubicar el Museo del Greco dentro de la conmemoración del IV Centenario de la muerte del Greco. Dicha propuesta consistía en crear un nuevo Museo Nacional del Greco en el edificio del Museo de Santa Cruz. La propuesta tuvo un considerable respaldo institucional, pero presentaba importantes problemas técnicos y prácticos, por lo que no se ha podido llevar a la práctica.
Entre las obras que de El Greco que se exhiben, destacan: “El Apostolado”, “Vista y plano de Toledo”, “El Redentor” y los “Retratos de Diego de Covarrubias y de su hermano”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: