¡ALERTAS!

La maldición de llamarse España

España es sobradamente diversa para configurar un reino que se no se despedace a las primeras de cambio.

Con los Reyes Católicos se unifica todo el territorio bajo una única corona. Con los Austrias mayores: Carlos I de España y V de Alemania y su hijo Felipe II, España se convierte en la primera potencia europea , gracias al comercio europeo y de ultramar, y un período floreciente en las artes y las letras durante el llamado “Siglo de Oro Español”. Empero este intervalo de tiempo se ve oscurecido por las constantes guerras, causa de un importante desgaste, declive y ruina de la Monarquía.

Con Felipe III llegan los Validos, personajes inútiles donde los haya equiparables a la mayoría de los políticos actuales, la corrupción y las crisis económicas. Y como íbamos sobrados de todo nos embarcamos en la Guerra de los Treinta Años.
Sólo las artes fueron las grandes beneficiadas en esta época, cabe destacar a: Mateo Alemán, Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Góngora, Quevedo y el gran genio de los pinceles Velázquez.

Felipe IV trajo consigo la fragmentación de la nación. Cataluña, Aragón, Andalucía; todos querían ser reinos independientes. Portugal se desligó del Imperio Español para convertirse en un país independiente.

Con el fallecimiento de Carlos II, último Austria, acogimos nuevo siglo, nueva Dinastía y una Guerra que duraría trece años. En reconocimiento a los buenos oficios de los Borbones, Napoleón, nos invadió provocando la Guerra de la Independencia.
Cuando arrojamos a los franceses tuvimos la ocasión de convertirnos en un reino. Pero fue al revés. Los liberales se tornaron progresistas, los moderados absolutistas, los carlistas…. Los españoles somos diestros en lanzarnos los trastos a la cabeza.

Isabel II convirtió la Corte en un milagro, un nido de intrigas y una Revolución, a la que pusieron por nombre “La Gloriosa”. Y hete aquí que brotó en la Patria la Primera República. Con tan buen acierto que apenas duró algo más de dos años, acompañados de un exceso de Presidentes porque ninguno supo cómo resolver la situación.

Alfonso XII fue una promesa truncada y final del imperio de la mano de la Regente María Cristina de Habsburgo. Con Alfonso XIII atravesamos una gran crisis económica y la subsiguiente inestabilidad política desembocó en el Golpe de Estado del general Primo de Rivera, que estableció una dictadura.

La Segunda República, con tanto político obcecado en ser el bálsamo de Fierabras de la desangrada Nación nos abocó a una Guerra Cívil y una nueva Dictadura.

Antes, el 6 de Octubre de 1934, Companys proclamó la República con la siguiente soflama : “En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del Parlamento, el Gobierno que presido asume todas las facultades del Poder en Cataluña, proclama el Estado Catalán dentro de la República Federal Española, […]. ¡Viva la República y viva la Libertad!. A lo que el ejército republicano respondió con una declaración de guerra y durante toda la noche cañoneó y atacó el Palacio de la Generalidad y el Ayuntamiento y, a la mañana del día 7, los miembros del Gobierno catalán y del Ayuntamiento tuvieron que rendirse, y fueron encarcelados; los edificios de esas instituciones y otros quedaron seriamente dañados, amén de los muertos y heridos. ¡Y se quejan del artículo 155 de la Constitución!.

Ochenta años hemos detenido el tiempo, no hemos aprendido nada y proseguimos con el mismo guión. Y el gremio de los deshidratados neuronales con Chuky Flequillo como guía “espiritual” prosiguen férreos en contravenir las normas.
Chuky Flequillo recorriendo parte de Europa, por si consiguiera o conseguiese que alguien le adquiera su delirante discurso. En su diatriba ha incluido perlas tales como “La sombra de Franco en España es alargada”. Otra de sus lindezas es la petición de poder regresar a Cataluña “sin riesgos” y tachar de “delirante” la actuación del juez. ¡Sí señor!, mi persona está por encima de la Justicia porque soy el más copetudo de la galaxía.

Mientras, el ex-vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha confundido la cárcel con un hotel de cinco estrellas y el pobre hombre está hastiado de tener que hacerse la cama todos los días. Esa es una tarea, señor Junqueras, que hacemos a diario el común de los mortales. Otra opción que tiene usted es acostarse con la cama sin hacer, si se lo permiten.

Por su parte, Joaquin For, uno de los miembros del Gobierno de Chuky Flequillo, ha renunciado a su escañó para intentar salir de prisión. ¿A él tampoco le gusta hacerse la cama?.

Y entre tanto dime y dirite, Codorníu, Damm, Coca-Cola y Grupo Caixa se llevan el dinero de los bancos de Cataluña.Las empresas no solo han decidido mover sus sedes sociales lejos de Barcelona. También han optado por llevarse sus depósitos a cuentas corrientes por el riesgo independentista.

No es de extrañar que con tanta mareta los votantes Los votantes independentistas se hayan rendido de la actuación de los partidos que les representan y sólo el veintitrés por ciento decida continuar por la vía independentista.

Entre los atrofiados, los anti-sistemas, los lilas progresistas y los estólidos virtuales; a día de hoy es difícil saber cómo estamos aún vivos.

Resulta curioso como la vida cuanto más vacía, más pesa.

Lucía Ballesteros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: