¡ALERTAS!

Pensiones versus Tótem

Que España presenta una pirámide de población invertida nadie lo duda. El país envejece y ningún gobierno sea del color que fuere se atreve a enfrentarse al problema de las pensiones. De hacerlo perdería votos. Y lo que realmente conviene es perdurar en el escaño con el trasero bien guarecido.

Como son unos baldragas explorando soluciones reales, han convertido las pensiones en un tótem. Un símbolo colectivo al que la tribu venera y otorga un valor protector. Por ello han desarrollado un relato que nada tiene que ver con la realidad para que los pensionistas salgan a la calle.

Ningún garrulo político se ocupa y preocupa de explicar a la población de los diferentes Regímenes que existen en la Seguridad y sus características, a saber: Régimen General de la Seguridad Social, Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios, Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, Sistema Especial para Empleados de Hogar, Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios, Régimen Especial de Trabajadores del Mar……etc.
Existen diferentes Grupo de Cotización en función de las Categorías Profesionales, en todos los sectores, en base a los cuales se obtiene la pensión a cobrar. También influye para dicha obtención el tiempo cotizado y la edad a la que se accede a ella, así como, las condiciones personales de cada individuo.

Nuestro régimen de pensiones está basado en el sistema llamado de reparto, es decir, “un sistema de seguro solidario para la vejez. El sistema de reparto se organiza sobre la base de un aporte obligatorio realizado por los trabajadores en actividad, con el que se forma un fondo para atender las pensiones y jubilaciones de los trabajadores retirados.”
A mayor cantidad de personas percibiendo pensiones y menor número de ellas cotizando o con cotizaciones muy bajas mayor es el riesgo de quiebra para el sistema.
Por todo ello se deduce que cada pensionista ofrece unas características únicas. Que no se puede, aunque se los politiquillos del tres al cuarto lo han hecho, generalizar el importe de cada pensión. Que no se puede sacar a la calle a la gente de forma engañosa.

Que la hemeroteca y la falta de rigor y seriedad en la línea de la vida acaban pasando facturando y descubriendo a personajillos como Pedro Sánchez, defensor a ultranza de los pensionistas, ariete del gobierno, al que criminaliza de todos los sufrimientos de nuestros mayores.
En su argucia populista ha omitido informar a nuestros mayores que él cuenta con un sustancioso plan de pensiones que podría ascender a los cien mil euros.
Eludió, que en el año 2010 votó en el Congreso de los Diputados la única congelación de pensiones de la historia. El llamado pensionazo de José Luis Rodríguez Zapatero. El Secretario General de los Socialistas, por aquel entonces era diputado y entró en el Congreso en sustitución de Pedro Solbes, que puso pies en polvorosa, hastiado de un Presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, negado para gobernar incluso en su propio hogar; por exceso de inteligencia. Rodríguez Zapatero sabía y entendía de todo, y como mucho, sólo necesitaba una clase de media hora para aprender economía.

Claro que como su posición en el Partido Socialista por más empeño que ponga y más pecho saque no deje de ser puro teatro en algo tiene que invertir las veinticuatro horas que tiene el día; y justificar el sueldo que le pagan entre todos los militantes con sus respectivas cuotas. El “probe” Pedro Sánchez no tiene más camino a seguir que instalarse en la Moncloa, irse a la calle, que es donde mejor estaría, y arremeter contra Podemos para que no le resten votos.

Es muy significativo que en círculos internos del socialismo cada vez se intente con más fuerza distinguir al PSOE, de Pedro Sánchez. Y eso no es bueno ni para el partido ni para España.
Adriana Lastra, vicesecretaria general del Partido Socialista Obrero Español, declaraba hace unos días:” “Tienen todo planificado para primero poner en riesgo el sistema y, segundo, decirnos que lo que tenemos que hacer es ir a un fondo de pensiones privado”.
Se le olvidó mencionar que al menos treinta y tres de los ochenta y cuatro diputados socialistas tienen un plan de pensiones; y alguno de ellos hasta cuatro.
En el año 2007 el Congreso constituyó un plan de pensiones privado para sus señorías gestionado por el BBVA. En el 2012 la Cámara dejó de realizar las aportaciones correspondientes que ascendían a doscientos ochenta euros por personaje. Aún hay socialistas que no lo han cancelado como: Miguel Ángel Heredia, María González Veracruz y Pedro Saura.

Fue este último, Pedro Saura, el que tuvo a bien replicar al Gobierno que quería unas pensiones públicas “de miseria” para que “sólo quien tenga dinero se las pueda completar con planes privados”.

Y con estos mimbres nos permitimos el lujo de sacar a la calle a los pensionistas, con mentiras, engaños, falacias; y los utilizamos como si fueran ropa de usar y tirar para conseguir un puñado de votos.

Ole, Ole y mil veces Ole por nuestros pútridos políticos. Sí señor así se “construye un país”.

Lucía Ballesteros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: