¡ALERTAS!

La realidad en clave de secta y oportunismo

De entre las cuestiones positivas que la enorme crisis económica, política y moral debiera traer, ya que nos toca padecerla, yo propondría que una importante consecuencia fuera la abolición de los sectarios de España. No me refiero a callarlos ni a eliminarlos, puesto que los hay como botellines: simple y llanamente pido que una nueva sociedad culta e informada, mire como apestados a todos aquellos que, en medios de comunicación, partidos, espectáculos y corrillos privados, emiten sus juicios y valoraciones de los demás según la ascendencia política que les pre-asignan.

Ante los sectarismos de nuestro país, quedan postradas personas de renombre por la comodidad de sumarse a los prejuicios establecidos.

Como seguro que le sucede a usted si se ha destacado socialmente en algo, o simplemente si cumple con sus obligaciones, llevo toda la vida siendo objeto de prejuicios en lo que hago o digo, bajo la mirada de los demás, que me aplauden o rechazan según mi pensamiento se encuadre en lo que ellos entienden como izquierda o derecha (y muchas veces recibiendo tortas de ambos lados).

Esta inexistente división persiste en la mente de medio país, y se ha convertido en una postura ridícula y cambiante ante una realidad que sólo admite diferencias entre los comportamientos correctos o incorrectos. Desgraciadamente el sectarismo no depende sólo de la cultura, también está en la nacencia (quien tiene mala leche, pues la tiene): no son pocos los compañeros míos de trabajo que cubiertos de carreras y de doctorados miran mal al que milita en opciones distintas a la suya.

Es un hecho. Esta semana hemos tenido uno de los mayores ejemplos del bochorno que significa esta lacra de los prejuicios. Si tiene que caer la presidenta de Madrid por un título de grado menor, más de lo que se cree la gente, obtenido con ligereza, se debería también mirar y perseguir mediáticamente, otros títulos y méritos mayores, de políticos situados en el primer nivel (en algún caso al frente) de partidos adversarios.

En estos últimos años, los españoles hemos decido, con los jueces en vanguardia, limpiar la era. Que se dejen malas hierbas porque son de color amapola o lila, no permitirá tener aseado el campo. Miremos política, universidad, empresas, deportes, justicia, medios, cultura… . Y en este caso Cifuentes, recordemos el año que viene lo sucedido, para descubrir la persona/as que se van a ver directamente beneficiadas de esta filtración del PAS de la Universidad, que ha tomado proporciones internacionales, en este momento, mucho después de generarse, por algún motivo.

Enrique Belda Pérez Pedrero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: