¡ALERTAS!

Que paguen los españoles

“ Cómo se siente un abogado sin escrúpulos cuando a todo el que representa es culpable?,. Bien. Los inocentes no pueden pagarle.”. Al orgullo no le gusta deber, y al amor propio no le gusta pagar.
Elación y amor propio debe destilar en cantidad Pedro Sánchez cuando no le importa hacer pagar a los inocentes y, por ende, ha tenido el placer de regalar a España por codiciar el poder.

Tolera a Quin Torra, servil de Chuky Flequillo, que tras la bonanza económica de anteriores gobiernos, haya traslado de fecha el Sorteo de Navidad, coronando a sus fieles vasallos en puestos de confianza e indignidad.

Pau Villòria, nuevo Viceconsejero de la Presidencia para el Despliegue del Autogobierno, puesto al que ha accedido como premio por los servicios prestados, se embolsará anualmente la asequible cantidad de cien mil eurillos de vellón al año.
El jefe de gabinete de Presidencia, Jordi Cabrafiga, se embolsará ochenta mil eurillos de nada. Ckuky Flequillo no cobrará como Diputado sino como ex-presidente, con una oficina en la que tiene coche oficial, escolta, jefe de oficina y secretarias. En total, un saqueo de algo más de seiscientos mil euros al año.

Como la cosecha de cuatreros ha sido de excelente calidad han empezado a hormiguear los cargos adjuntos; esos parásitos sin función definida pero que son de gran utilidad para sumar ineptos.

El Mesías español ha puesto sus cartas sobre la mesa y la solución del problema de España pasa por tres pilares irrenunciables: más gasto público, más déficit en la Administración y nuevos impuestos. La deuda en el total de la Administración Pública subió en Mayo cuatro mil novecientos treinta y cinco millones de euros, lo que la sitúa en un billón ciento cincuenta y cinco millones de euros, lo que supone el 98,2% del Producto Interior Bruto.

En tanto el Ministerio de Hacienda se plantea “condonar” la deuda a las Comunidades Autónomas y que paguen PYMES, Comercios, empresas familiares y trabajadores por cuenta ajena, siempre y cuando la empresa no los ponga de patitas en la calle porque no pueda hacer frente a los impuestos.

El ideal del “buen recaudador” se basa en siete puntos:
– Modificaciones en las cotizaciones sociales. Los sueldos de más de cuarenta y cinco mil euros brutos al año pasarán a pagar unos dos mil doscientos euros más al año.
– Aumentos en el Impuesto de Sociedades. El tipo fiscal de las empresas se acerca al 20% No obstante, Pedro Sánchez, el benefactor del proletariado, quiere introducir un “suelo” en el Impuesto de Sociedades para que el resultado contable global vaya aparejado de un pago mínimo del 15%. El Presidente de la CEOE, Juan Rosell, ya le ha replicado que esa maniobra supondría pérdida de competitividad, descenso en I+D y aumento del paro.
– Impuesto a la banca y las transacciones financieras. Gravamen que pasaría a pagar el
– Tasa Google. Si bien este segmento cuenta con unas prácticas de ingeniería tributaria que podrían hallar fórmulas para burlar el impuesto.
– Aumento de los impuestos aplicados al diésel. Lo que pone en riesgo miles de puesto de trabajo. Es mejor poner un impuesto que buscar la solución para conservar los puestos de trabajo e introducir mejoras y facilidades en la fabricación de nuevos vehículos con energías alternativa.
– Obligatoriedad de aplicar el Impuesto de Patrimonio en todo el territorio nacional. Una genialidad que bien pudiera habérsele ocurrido la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que no ha quedado suficientemente saciada después de haber frito a los andaluces a impuestos.
– Armonización del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. En este capítulo puede que se implante el porcentaje andaluz que es el más alto y que tan buen resultado ha dado a la Junta, pues no han sido pocos los andaluces que se han visto obligados a renunciar a la herencia por falta no tener posibles para hacerle frente.

Ni pensamiento, ni voluntad, tiene el Mesías en aligerar la Administración Pública de cargos de libre designación que sólo suponen un lastre para las finanzas del Estado. Ni reducir el sueldo y sinecuras de sus Señorías que poco o nada hacen por su país. Pues su mejor saber hacer es el correspondiente a una sanguijuela, a un sablista y a un explotador.
Se goza pidiendo y se sufre pagando. Gasten sin freno que pagan otros. Ya que todos sabemos cómo el tamaño de las sumas de dinero es variable en función de si nos pagan o pagamos. Porque dar cuenta clara, con paga, es de persona honrada. El honrado pueblo español que es que paga religiosamente los dispendios de sus mandrias políticos, que desconocen que por desgracia si una persona contrae deudas, debe pagarlas. Cómo se notan que no les atañe a sus bolsillo, bien repletos con el sudor y las lágrimas de un pueblo que empieza a despreciarles.

Lucía Ballesteros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: