¡ALERTAS!

Algunos hombres y mujeres cargantes se convierten en políticos

Gilbert Keith Chesterton, escritor y periodista británico de inicios del siglo XX, sostenía: “Desde que los hombres no creen en Dios, no es que no crean en nada, es que creen en cualquier cosa”. De ahí que en España cualquiera se conceptúe como capacitado para dirigir la política del Estado Español.

Quizá por ello, Pedrito Picapiedra se arrogue ser el sacro guardián de la Constitución Española de 1978, y ande en ello el deseo de apropiársela. Petete, nacido en 1972, con tan solo seis añitos ya fue uno de los padres de la Constitución.
También ha celebrado con gran boato los cien días de Gobierno. Ha festejado: la resurrección de un Dictador, la dimisión de dos-das ministros-ministras, el descontrol catalán, la desaceleración económica, un equipo de gobierno económico que no sabe si buscar criada o ponerse a servir, un ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que apuesta por las rectificaciones del gobierno cada cinco minutos “si son para mejor” y la duda de una tesis; y todo ello brindando al más puro estilo de La Traviata:
Bebamos alegremente de este vaso
resplandeciente de belleza
y que la hora efímera
se embriague de deleite.

Para llevar a cabo su cabo su falta de programa electoral, el prohombre se ha marcado el año 2030 para alcanzar su objetivo de justicia social; porque su Ejecutivo hace “realidad” el cambio. Menos mal que: “El creyente que ama la cruz encuentra que aún las cosas más amargas que vienen a su vida son dulces.” Porque doce años España virando a barlovento y a sotavento es imposible que pueda soportar tantas envestidas.

Otro que ha perdido el rumbo es la marioneta catalana, Quin Torra. El secuaz de Chuky Flequillo, paseándose por las calles de Barcelona de manifestación en cisco, con el Parlamento cerrado, y todos los parlamentarios cobrando por la cara y las calles repletas de bolsas de plástico amarillo con lo que ello contamina, ha declarado: No acataré una sentencia que no se la absolución”.
El presidente de la República de “Mi casa” irrigó su arenga con citas de Luter King, Mandela, Kennedy para presentase imbuido de cierto barniz intelectual. Reiteradas alusiones a los presos ‘políticos’, a los ‘exiliados’, incluso al resto de los pueblos de España donde se simpatiza con la lucha de los secesionistas.

No existen presos políticos sino políticos presos. No hay exiliados sino gallinas que dejaron a sus seguidores con salva sea la parte al aire, mientras ellos se ponían a buen recaudo. No hay que confundir hartazgo con simpatía.

Y en lo tocante a la invocación a Martin Luter King, el director del Instituto Luther King de EEUU se desmarca de las soflamas del secesionismo catalán y pide a Torra que deje de usar la figura de Luter King: “Es hipócrita” ha manifestado.
O libertad o libertad. “Esta es la sencilla propuesta que hoy hacemos. Nunca renunciaremos a nuestros derechos civiles. Tampoco deben desatender la búsqueda de un buen psicólogo.

Y con estos mimbres se ha celebrado la Diada. Un millón de catalanes han rebosado las calles de Barcelona; los seis millones y medio restantes han pasado olímpicamente de la Diada, de Cataluña y de Torra y sus cabecillas.
Cataluña escoge para celebrar el Día de su Comunidad una humillante derrota militar infringida por el ejército franco-español el 12 de septiembre de 1714. Los padres de tal desatino fueron los regionalistas del movimiento catalán Renaixença. Podían haber elegido el 6 de junio de 1809 cuando la ciudad se sublevó contra los franceses. En la Transición, la fecha en que se recuperó el estatuto de autonomía de 1932. Pero ese libreto no les vale. Ellos necesitaban una gran tragicomedia, y en ello están.

Siguen con una fecha falsa, los cronistas de la época, narran que Barcelona se rindió el 12 de Septiembre pero que no entregó la bandera de la derrota hasta el 15 del mismo mes. Todos los nuevos mandatarios fueron catalanes.
Felipe V fue aceptado libremente en unas cortes de 1701, celebradas y presididas por el Rey en el Monasterio de San Francisco. Después juró los fueros en la catedral de Barcelona. Permaneció en la ciudad seis meses. Y la élite barcelonesa reconoció entonces que el Rey Borbón -los antepasados de quienes ahora gritan “muerte al Borbón”- les había concedido las leyes más favorables.

Al que hoy celebran como héroe y padre del independentismo, Rafael Casanova, fue sólo un empecinado, angosto de calitre, que se negó a negociar con el mariscal francés Berwick, una rendición negociada, lo que provocó una rendición incondicional.

Los independentistas, en cambio, silencia en su comic que los representantes catalanes fueron partícipes activos en las Cortes de Cádiz de 1812 y aplaudieron, tras la aprobación de la Carta Magna, la proclama del diputado Agustín Arguelles: “¡Españoles, ahora tenéis una patria¡”. Y esa patria bajo un prisma liberal estaba confeccionada para todos. Para la España que había derrotado a los franceses. También para Cataluña.

Entre tanto el Alcalde del PDeCAT, Casals propone cerrar las fronteras con España en señal de protesta: “Si lo que queremos hacer es una protesta contra lo que está haciendo el Estado español, lo normal no es que pares tú, sino que pares a quien realmente está intentando perjudicarte”, ha insistido. ¡Viva la globalización, la libertad de fronteras y la libre circulación de mercancías.

Y como si España y sus cuitas no fueran con él, el morado Juan Carlos Monedero, arráez del proletariado, se ha ido a veranear, que diría el castizo, al selecto Real Club Náutico de San Sebastián, un lugar donde únicamente se puede acceder siendo socio o con invitación privada. El club posee una lista de espera que precede a un desembolso inicial de seis mil euros en el caso de que no se cuente con ningún familiar directo que ya pertenezca a ello, o dos mil en el caso contrario.

Ya lo decía San Agustín. “La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no es sano”. Tal vez porque la prepotencia tiene marcado en la frente un orgullo estúpido.

Lucía Ballesteros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: