¡ALERTAS!

El PSOE se maneja en lo de distraer

Nuestra sociedad se deja llevar cada día y cada hora por los debates que generan los magnates de la comunicación y los influenciadores de redes, y que casi nunca tiene que ver con los verdaderos problemas de nuestra vida diaria. En ese ambiente, si una fuerza política, aunque hubiera podido parecer que estaba hundida, se maneja divinamente en la generación de falsos problemas o debates, que le permiten sobar un tema cualquiera aunque sea socialmente inane, pues ya tiene una ventaja.

El tema de este verano ha sido lo de desenterrar a Franco. Ha ocupado casi tantos minutos como lo de la crisis migratoria y el problema de Cataluña, sirviendo además como único punto de unión con los votos prestados por los antisistema.

La falta de rigor histórico, político, jurídico y hasta de comportamiento personal de nuestro Presidente del Gobierno, demanda más que nunca recurrir a los latiguillos, manejos y construcciones que vienen de la mano de este tipo de problemas inventados o actualizados.

Estamos en manos de un tipo guapo y que sabe inglés con mediana soltura, así que qué más da lo que haya tras su historia. Sánchez es la mejor representación de la imagen sin alma y la muestra de que la suerte es trascendental en nuestras vidas para llegar a algo.

El verdadero problema es que este tipo de liderazgos es mejor admitido socialmente que el basado en el esfuerzo y la racionalidad de las propuestas y los comportamientos.

Un votante medio, con propensión de apoyar al centro izquierda, da por bueno que el nuevo presidente es merecedor de su cargo porque ganó un congreso a Susana Diaz y logró ser el resorte para que los poderes económicos cambiaran a Rajoy y de paso, frenaran a Rivera y a Podemos.

Ahora no toca mirarle sus títulos ni cual ha sido su comportamiento personal para llegar donde llegó. El debate se ha dirigido, hasta que le estalla, en los títulos de sus rivales y de sus segundones, en tanto que eso le fue de provecho porque afecta a su adversario.

Es lo que manda desde el candor social que da una oportunidad al recién llegado. El problemilla de todo este paisaje es cómo ha aterrizado, con qué apoyos, y, particularmente, como piensa quedarse sin el refrendo de unas elecciones generales.

Todo lo que sea hacer olvidar eso, está bien. Los españoles pensaban en una política de gestión que diera otro enfoque a lo que Rajoy no acababa de resolver, pero no se esperaban nunca que la noticia fuera qué hacer con el valle de los Caídos, la sustitución del personal de TVE, la cesión permanente ante quienes quieren privar a la mitad de Cataluña de sus derechos (utilizando torcidamente la máxima de que “hay que aminorar la tensión”), o la supresión de los diésel.

¿Triunfarán? Este no es el PSOE de Guerra o de Bono: es tal la desorganización que hasta en sus filas denuncian los cambios de criterio. La distracción demanda constantemente mucho ruido para retener al personal y estos no han tenido ocasión, aún, de tapar toda la realidad.

Enrique Belda Pérez Pedrero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: