¡ALERTAS!

Vini, Vidi, Vinci

El todopoderoso César infligió una dolorosa batalla los soldados del Ponto. La campaña fue tan breve que César exclamó: “Veni,vidi, vince”. Vine, ví y vencí.

Pedro Picapiedra vino dando un traspié, tras una equivocación, después de una confusión. La mirada en blanco en un acto sublime de éxtasis; y se precipitó hasta hacerse añicos.
En la entrevista que le realizó Ana Pastor en “El Objetivo” de las Sexta se limitó a repetir hasta la saciedad “soy el Presidente”. Lo que nos hizo recordar a la querida Lina Morgan cuando repetía: “Tengo el vestido negro, y el negro, y también el negro”.
A volteretas con su programa inexistente y con la nación española en juego nos tiene como tres por dos calles, perdidos y sin rumbo.
En su avidez de perpetuarse en La Moncloa, su gobierno, ha registrado una enmienda que demanda la modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria dentro de la tramitación del proyecto de Ley de medidas apremiantes para el avance del Pacto de Estado contra la violencia de género. Con tergiversación lo que pretende Pedro Picapiedra es evitar que el Senado le eche por tierra los Presupuestos de Estado.

¿Es ilegal?. No. ¿Es inmoral?. Si. A menos que el exceso del gasto que aspira a imponer a todos los españoles, sea sufragado por los miembros de su grupo y el resto de parlamentarios que se dedican a medrar del erario público, y la recua de cargos de libre designación en todas las administraciones que están llevando al crack a España, y por ende, a los españoles de las clases menos favorecidas.

En tanto que la oposición tilda de “fraude de ley” la trocha de Picapiedra y amedrenta con llevar la cuestión al Tribunal Constitucional; los socialistas abroquelan la “legalidad” de la enmienda.

A lo que José Manuel Vera Santos, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Rey Juan Carlos. “Pero políticamente es deplorable”, añade. Según el profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo Miguel Ángel Presno Linera, existe una hay una jurisprudencia clara del Tribunal Constitucional: “Debe haber coherencia temática entre el texto que se está tramitando y el contenido de la enmienda que se pretende introducir, algo que está ausente en el caso que nos ocupa”.

Y entre bravatas y empecinamientos Pedro Picapiedra tiene más flecos pendientes que un mantón de Manila y más frentes abiertos que todos los conflictos bélicos habidos en pretérito y en futuro. Le van las crisis institucionales, los berenjenales, los jardines sin flores y todo lo que huela a bronca. Antes muerto que sencillo.
El guaperas, según, Antonio Burgos, tras su sonrisa de serpiente encantadora esconde un temperamento lobuno, helado y pétreo. Sin duda, toda una perla sin cultivar o no.

Si nos atenemos a su Curriculum, Pedro Picapiedra, estudió Ciencias Económicas y Empresariales en el Real Centro Universitario Mará Cristina de El Escorial, en San Lorenzo del Escorial, un centro de élite privado. Realizó un máster en Política de la Unión Europea por la Universidad Libre de Bruselas, un Programa de Liderazgo para la Gestión Pública por la escuela de negocios IESE de la Universidad de Navarra, Licenciado en Humanidades y Comunicación por la Universidad de Deusto, está especializado en Información Económica por la Universidad Complutense de Madrid y en Dirección de campañas electorales por la Universidad George Washington –donde ni tan siquiera le conocen; y Doctor en Economía y Empresa por la Universidad Rey Juan Carlos.
Un Doctorado que contiene cuarenta y cuatro informes, documentos, comparecencias o gráficos del Ministerio de Industria y más del treinta y tres por ciento del resto de la Tesis.

Para reconfortarlo en la adversidad, la supernena-megaminsitra, Carmen Calvo le ha defendió alegando que es el único Presidente de España Docor. ¡Menuda bufonada!. Ignora la feminista que Leopoldo Calvo Sotelo, Presidente del Gobierno entre febrero de 1981 y diciembre de 1982, durante la I legislatura, era Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, número uno de su promoción, premio Escalona y Doctor por la Escuela Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid; y que dominaba el inglés, el francés, el italiano, el alemán, el portugués; y además, tocaba el piano.
La supernena, item, ha sido protagonista de otra inexactitud, que pone a prueba su ignorancia, al afirmar que la Mezquita de Córdoba nunca fue propiedad de la Iglesia Católica. Cuando Fernando III el Santo, tras la conquista de Córdoba en el año 1936, resuelve que la Mequita sea consagrada y convertida en Catedral de la ciudad, y desde aquellos años pasados es la Iglesia quien gestiona la Mezquita-Catedral.

Según Pedrito Picapiedra hay que celebrar que España sea el país con un gobierno netamente feminista. ¡Albricias!, Pedro Picapiedra, España es el país donde más esclavas coexisten. Porque a juicio de la ex-ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón –otra copia y pega Master-, “ la maternidad es esclavitud”. Ella como madre se siente esclava, su madre también fue una esclava, y por afinidad con el resto de las mujeres españolas que son madres, todas son esclavas. Pardiez, vivimos en estado donde la esclavitud esta permitida. ¡Menudos progres!.

Ya lo dijo San Bernardo de Claraval, monje cisterciense francés : “El infierno está empedrado de buenas intenciones”.

Lucía Ballesteros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: