¡ALERTAS!

Debates políticos: todo comienza a cambiar

Cuando hace unos años, se producían debates “sobre el estado de la nación” o “sobre el estado de la región, en territorios no muy grandes, como en el que yo vivo, todo el “pescao” estaba vendido de antemano: los resortes del poder predeterminaban en sus canales de comunicación directos (públicos) o indirectos (medios privados que malvivían de la publicidad institucional), que la impresión del electorado fuera que el presidente de turno ganaba y salía reforzado.La dinámica parlamentaria y de comunicación llevaba a un resultado seguro en el que los que mandaban marcaban la ventaja.

Hoy ha cambiado todo gracias a la liberalización de las opiniones. Muchas veces hemos alertado que la democratización para escribir que traen las redes sociales, ha quebrado buena parte de la necesidad de diferenciar información y opinión, pues los extremistas de internet no informan, ni han de guardar los requisitos de veracidad que se exigen a un profesional de la comunicación. Sin embargo, la nota positiva es que entre tanta opinión ciudadana infundada, existe también mucha otra racional y lógica que ofrece un aire fresco y conjura el mensaje predeterminado que las élites políticas disponen en cada momento, ordenándonos pensar quien gana y quien pierde. Claro que las redes sociales se pueden manipular por quien sabe de ello, pero esa opción está abierta a todos: los del poder, los que lo pretenden, los antisistema y los que pasamos por allí.

Por ello, cuando tras una de estas tradicionales confrontaciones parlamentarias, como la que se ha celebrado en mi región recientemente, me dicen algunos medios lo que ha sucedido, tras haberlo presenciado yo en directo, me voy también a los foros sobre el asunto y, tras separar la paja del grano, se percibe un ligero divorcio entre la realidad y la información (tanto la de redes como la tradicional).

Ahora el escenario es múltiple, complejo (confuso sí, pero de más difícil manipulación). Y la clave, por tanto, reside en tener la capacidad de extraer consecuencias desde la cantidad para llegar a una conclusión de calidad.

La grandeza de todo esto es que esa capacidad de resumen la tenemos usted y yo, y no, como sucedía hace una o dos décadas, los empresarios que monopolizaban las comunicaciones secuestrando en exclusiva la verdad, “su verdad”. Periódicos, televisiones y radios tradicionales siguen teniendo un papel de primer orden en transmitir la noticia, pues contrastan y se juegan su prestigio, pero en el ámbito de la opinión la convivencia con los nuevos canales es un hecho que no tendrá vuelta atrás.

Aprovecho tras estas palabras para decir que en el ejemplo que he utilizado (el debate sobre el estado de mi región), resumo lo que he visto directamente y he leído en redes y medios, para concluir que en Castilla -La Mancha hay ideas y liderazgos frente a los que ahora mandan.

Enrique Belda Pérez Pedrero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: