¡ALERTAS!

El respeto a las minorías es una clave de la Democracia

Así, es, incluso aunque algunas de ellas no quieran respetar a las mayorías, ni respetarse entre sí.

Todas las constituciones democráticas, la primera la nuestra, como expresamente lo ha interpretado además desde hace décadas el Tribunal Constitucional, permiten en su seno cualquier tipo de opción política, incluso las que quieren terminar con el propio sistema en el que juegan y que las acepta. El único requisito es que defiendan sus ideas sin violencia y con respeto a los derechos de la mayoría.

Por eso, estamos escuchando durante mucho tiempo, barbaridades que se suceden en torno a Podemos y, ahora, a Vox.

Está dentro de la Constitución, por completo, que los primeros quieran terminar con la forma de la Jefatura del Estado “Monarquía”, para que nuestro país esté simbolizado por un Presidente y no por un Rey. Ninguna trascendencia tiene pues es como si quieren cambiar la bandera, y todo lo demás será igual (todas las monarquías constitucionales son ya “repúblicas”). Y desde luego, está amparado y protegido por la Constitución que un partido muy conservador como es Vox, proponga terminar con la España de las autonomías y propugne un regreso al centralismo.

Cualquier partido puede pedir reformas de la Constitución y utilizar mientras las instituciones aunque no creyera en ellas, para alcanzar sus objetivos.

Por todo ello, las sobreactuaciones y rasgadas de camisas que algunos políticos tuvieron en su día ante la llegada al Parlamento de Podemos, y hoy con la aparición de Vox, solo denotan un desconocimiento de las reglas del juego democrático y de la amplitud del valor Pluralismo Político, del art. 1.1 de la Constitución. ¿Prefieren a esos centenares de miles de votantes en la calle y sin canalizar sus opiniones, por extremas que sean? Menos hipocresías: en los medios afines a la izquierda no se ha cansado de dar relevancia a Vox durante semanas para que, llegadas las elecciones, se afianzara como amenaza de votos para el Partido Popular. Igualmente, en su día, allá por 2014, a alguien se le fue la mano en dinamitar la izquierda del PSOE para dividirlo, y Podemos sumó a lo que ya tenía del 15M muchos más adeptos.

Seamos serios. Aquí lo repetimos ante la saciedad: mucha, pero que mucha gente, vota con las entrañas y las vísceras, y las radicalidades por ello consiguen siempre un caladero de votos en tiempos de crisis, encauzando las reacciones entre posturas en principio antagónicas. Lo que hace falta es reconocer sin tapujos que los buenos liderazgos de los partidos centristas y mayoritarios que comparten la ideología constitucional llevaban mucho tiempo fallando aquí y en toda Europa, y esa es la causa principal del desconcierto del votante, que hoy va de un lado a otro como pollo sin cabeza, o simplemente renuncia a votar.

Un significativo porcentaje de la población vota por impulsos, por reacción o, simplemente, por joder. Con líderes que sepan reconducir esas iras hacia la ponderación y el enfriamiento, dando ejemplo, sin bandazos y con más normalidad, no habría fuerzas revisoras del sistema. Aquí están, y sus escaños y votos valen lo mismo que los de quienes apoyamos a los partidos tradicionales.

Y sí, como estarán pensando, también hay otros ejemplos de radicales a los que el sistema no puede tolerar: algunos ciudadanos de la CUP, ERC y como se llamen ahora los de Puigdemont, pretenden un cambio del sistema por la fuerza y sin procedimiento de reforma, para terminar con los derechos básicas de buena parte de la ciudadanía. Eso sí que no debe admitirse en Democracia.

Enrique Belda Pérez Pedrero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: