¡ALERTAS!

Pueblos castellano-manchegos con encanto : La Catedral de Sigüenza (II)

La catedral de Sigüenza está bajo la advocación de Santa María la Mayor, patrona de la ciudad.

Sus ancestros se remontan a enero de 1124 cuando el obispo Bernardo de Agén reconquistó la ciudad a los musulmanes, siendo reina Doña Urraca, hija de Alfonso VI de León. Las obras se desarrollaron bajo la dirección de varios obispos que fueron edificando en estilos propios de cada época.

El templo románico ofrecía planta de tres naves, cabecera con  cinco ábsides escalonados y dos torres a ambos lados de la fachada. Con el obispo Pedro de Leucate comienzan  las verdaderas obras siguiendo las normas de la orden de Cluny. La construcción comienza por la cabecera, los cimientos y las torres. Con el obispo Cerebruno se cierran las naves del crucero.

En el siglo XIII, el obispo Rodrigo levanta el muro de la fachada principal y los cuerpos inferiores de las torres. Se realizan las tres puertas románicas, los ventanales con arquivoltas y columnas de capitales con decoración vegetal; y el rosetón del lado meridional  con adornos de arquillos y círculos.

La nave central es del siglo XIV en estilo gótico y el rosetón de la fachada principal del siglo XV. En este siglo el Cardenal Mendoza cierra las bóvedas del crucero y reforma el presbiterio. En el siglo XVI la obra más importante es la girola.

La fachada principal está halla al poniente, es románica con parte de neoclásico y barroco. Forma tres cuerpos, con sus respectivas puertas que corresponden a las tres naves del edificio, divididas por dos recios contrafuertes.

A ambos lados de la fachada principal, se elevan las dos torres de piedra arenisca, de planta cuadrada con tres cuerpos inferiores con unas pequeñas ventanas románicas y en el cuarto cuerpo dobles ventanales con arcos de medio punto, se termina este cuerpo con merlones y unas esferas de piedra.

La fachada sur corresponde a uno de los extremos del crucero de la catedral. En la nave central, se puede observar los vitrales ojivales góticos, separados por contrafuertes, con los aleros, apoyados sobre canecillos, con formas de animales, alternando con metopas decoradas con motivos vegetales. Los ventanales de la nave lateral  muestran la transición románico-ojival, con aleros y cornisa de arquillos ciegos.

Hacia levante, encontramos la Puerta del Mercado de estilo Románico, del Silgo XII;  cubierta por un pórtico cerrado  Neoclásico. Sobre la portada, un rosetón románico de transición, del Siglo XIII.

Facha norte con rosetón diferente. Fachada este, correspondiente a la cabecera del templo. Destaca la girola que sustituyó, a las cinco capillas  absidiales, románicas. La linterna y los altos ventanales góticos, corresponden al presbiterio.

La catedral es planta de cruz latina, con tres naves, transepto, ábside y girola.

Las naves están separadas, por enormes pilares compuestos cada uno por veinte columnas adosadas con capiteles de tema vegetal, donde se apoyan los arcos fajones y formeros. Bóveda ojival de crucería. Tres de los cuatro pilares que enmarcan el coro.​

La primera capilla es la conocida como parroquia de san Pedro construida en 1455 por el obispo Fernando Luján fue dedicada al Corpus Christi. Su portada es plateresca y la reja gótico-plateresca.

Capilla de la Anunciación o de la Purísima. Fundada en 1515 por  Fernando Montemayor. La reja es gótica, con barrotes retorcidos y temas ornamentales renacentistas. El interior de la capilla está cubierta con una bóveda gótica.

Capilla de San Marcos. La fachada es gótica, el intradós, muestra una gran decoración gótico plateresca. Tiene un retablo con seis tablas de pintura del siglo XVI de Francisco del Rincón. ​

En la época románica el crucero estaba sin  altares ni retablos, a principios del siglo XVI y en estilo plateresco se colocan los de santa Librada y el de Fadrique de Portugal, un rosetón románico, la capilla del Doncel y el altar de Nuestra Señora de la Leche. Cubierto con bóvedas nervadas, la bóveda del cimborio es cuadrada con ocho particiones y ocho ventanales ojivales que dan paso a la luz natural, los laterales del crucero son  bóvedas sexpartitas. ​

Capilla del Doncel. Situada al  lado sur del transepto. Portada es de estilo plateresco. El sepulcro de Martín de Arce situado sobre tres leones y bajo una hornacina en arco de medio punto. La estatua es de alabastro. Vestida  con armadura y  la cruz de Santiago en el pecho, con el puño de una espada y un pequeño puñal en la cintura. Cabeza cubierta con bonete, recostado con una pierna sobre la otra  apoya el brazo medio incorporado, en actitud de leer un libro que sostiene abierto en sus manos, en el frente del sepulcro dos pajes sujetan el escudo de armas. Toda la obra está policromada.
La girola se construyó, a finales del siglo XVI, con un deambulatorio que gira alrededor del ábside mayor.​ Bóvedas de medio cañón, con arcos transversales al eje circular de la nave.

Sacristía Mayor. Interior  de planta rectangular con arcos de medio punto adosados a sus muros. El mobiliario de cajonería es de nogal con  adornos platerescos​.

Capilla del Espíritu Santo. Planta cuadrada con ornamentación plateresca. Cubierta con cúpula semiesférica sobre pechinas que soportan una linterna majestuosa con la imagen del Padre Eterno. ​

Capilla del Cristo de la Misericordia. Portada plateresca,  arco de medio punto y  frontón triangular renacentista, muy recargado. En el interior bóveda gótico tardía del siglo XV, un retablo barroco del siglo XVII y un crucifijo, tallado en madera, llamado Cristo de la Misericordia del siglo XVI, y correspondiente sacristía. ​

Capilla Mayor situada en lo que era el ábside mayor de la construcción románica- Cubierta de bóveda dividida en nueve partes, con siete ventanales de arcos apuntados. Se accede a este recinto, entre dos púlpitos, uno gótico y otro plateresco y por una reja plateresca de hierro forjado

Altar Mayor. Consta de predela con tres cuerpos de diferentes órdenes, jónico, corintio y compuesto. En la predela cuatro relieves con escenas de la Pasión de Cristo. En el primer cuerpo, en la calle central  un tabernáculo de tres pisos con las imágenes de san Pedro y san Pablo, la Última cena y en el último piso el Salvador. En las calles laterales separadas por columnas jónicas, en los extremos las figuras de san Andrés y san Francisco de Asís, en la calle lateral derecha la Transfiguración de Cristo y en el lado izquierdo la Inmaculada Concepción. En el segundo cuerpo el orden de las columnas es corintio, en la calle central  la Asunción, en el lateral derecho  la Adoración de los Reyes, en el lado izquierdo la Natividad y en los extremos las imágenes de santa Ana y santa Librada. En el tercer cuerpo en la parte central  un Calvario: Cristo en la cruz con María y san Juan Bautista y a sus lados los relieves del Pentecostés y la Ascensión de Cristo. El coronamiento final  se realizó con un gran escudo del obispo comitente sostenido por dos ángeles y dos representaciones de las virtudes.

Lucía Ballesteros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: