¡ALERTAS!

París bien vale una misa o mi reino por un caballo

La frase “París bien vale una misa” es definida como una expresión coloquial con la cual se indica que se es capaz de renunciar o sacrificar algo que importe mucho, para conseguir algo que se considera muy importante o valioso. Tiene su ascendencia en una oración francesa: “Paris vaut bien une messe” adjudicada a Enrique IV antes de acceder al trono de Francia como rey. Enrique de Borbón o de Navarra, era uno de los pretendientes al reino de Francia, pero no podía acceder al trono por ser protestante y no católico, pues al trono de Francia sólo podían acceder los católicos.

De este pasaje de la historia ha debido beber Pedro Picapiedra. El 25 de Mayo de 2018, Pedrito Picapiedra anunciaba una moción de censura para “Dar respuesta a situaciones graves de crisis institucional”. Sánchez ha afirmado que la moción sirve para “recuperar la dignidad de nuestra democracia y las reglas del juego que han sido violentadas por un partido que durante décadas ha acudido dopado a las elecciones” Además, anunciaba que sería un gobierno “del Partido Socialista Obrero Español” que “hará cumplir la Constitución Española”.

El 22 de Septiembre de 2019, a Pedrito Picapiedra, Podemos y Pablo Mármol le quitaban el sueño. Sánchez «no dormiría tranquilo por las noches», si tuviera que sufrir a ministros del sultanato de Podemos

El 4 de Noviembre de 2019, el padrecito Pedro Picapiedra, declaraba: La dignidad, la memoria y la reparación no debilitan sino que engrandecen a la gran democracia española”. “tenemos que unir todas las fuerzas en torno al PSOE para que haya definitivamente un gobierno en España que ponga en marcha los desafíos que tenemos por delante” y termine “con el bloqueo de la derecha”. “Queremos dignificar” la igualdad de oportunidades, el empleo digno, y “la protección” de los más débiles ante el “enfriamiento de la economía”: “nosotros no recortaremos el Estado del bienestar y haremos un reparto justo del enfriamiento de la economía”. Todo lo contrario “a los recortes del Partido Popular”.

El 10-N tiene que convertirse en “mayoría” en el Congreso “la estabilidad” y “la convivencia”, que ya en abril votaron siete millones y medio de españoles. Ahora, toca hacer “un esfuerzo” para que el mes que viene que “España avance” sea lo que se escuche de “forma mayoritaria” en el Congreso.

Hace más de tres años, Pedrito Picapiedra, rechazaba cualquier pacto con el partido independentista de Esquerra Republicana de Catalunya, para sacar adelante su investidura: “Yo no voy a permitir, con todos los respetos hacia los votantes de ERC, que la gobernabilidad de España descanse en partidos independentistas”, afirmó Sánchez durante una intervención parlamentaria, en marzo de 2016.

Llegó el 10 de Noviembre de 2019, se celebraron nuevas elecciones, las cuales arrojaron un Parlamento más parecido a La casa de Tócame Roque, “aquella en la que reina la confusión y hay con frecuencia alborotos y riñas” que a un Parlamento solvente, respetable, respetuoso, cumplidor, puntual, celoso, recto, escrupuloso, reflexivo solemne.

Y Pedrito Picapiedra negoció con nocturnidad, alevosía, total impunidad, oscurantismo, al más puro estilo dictatorial, un acuerdo con los que le quitaban el sueño, con los independentistas, los etarras. Cuando el 3 de Septiembre de 2018, Pedrito Picapiedra, defendía un “referéndum” por el autogobierno para Cataluña, no por la independencia. Y el 06 de Noviembre de 2019, manifestaba que el referéndum es ilegal. En una entrevista en Radio Nacional de España, advertía que consultas como la del 1 de Octubre de 2017: “cuestionan la integridad territorial” de España y son elementos de “discordia” y de “enquistamiento de la situación política en Cataluña”.

A día de hoy aboga por la consulta, que no deja de ser un referéndum, pero con distinta denominación lingüística. Admite que existe un conflicto político en Cataluña. Acoge una mesa de negociación de gobierno a gobierno. Con ello da a entender que en España hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. Su rastrero servidor Miquel Iceta Llorens, Secretario del Partido de los Socialistas de Cataluña, le exige a Pedrito Picapibera que el catalán se enseñe en toda España. Si bien el español no se puede hablar en Cataluña.

Ha manejado, manipulado e intervenido en el Poder Judicial, dejando a los pies de los caballos a Plácido Fernández Viagas, presidente de la Junta Preautonómica de Andalucía, perteneciente al Partido Socialista, entonces, Obrero Español. Plácido Fernández Viagas formó parte de Justicia Democrática, grupo clandestino de funcionarios que luchaban contra el franquismo. Justicia Democrática fue una asociación de jueces, fiscales y secretarios judiciales de España que tuvo como objetivo la democratización de las estructuras de la administración de justicia y que se disolvió tras la aprobación de la Constitución de 1978; y fue impulsora de las asociaciones Unión Progresista de Fiscales y Jueces para la Democracia.

Con Pedrito Picapiedra retrocedemos en el tiempo, a un tiempo de oscuridad y dictadura. Olvida Pedrito Picapiedra que el Artículo 2 de la Constitución de 1978 dice “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.”

El artículo 3 dice:
1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.
2. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.
3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección.

Recodarles a todos estos políticos de nuevo cuño, bajos vuelos y egocentrismo desmedido que la Constitución es un texto normativo en el que se presentan las disposiciones generales para organizar la vida en sociedad y el funcionamiento del estado. Así, se trata de un marco jurídico general que debe orientar al conjunto de leyes de una nación. Al mismo tiempo, este tipo de documento debe ser el resultado del consenso, pues el propósito del mismo es cohesionar a una nación.

Por lo general, en toda Carta Magna se incluyen los derechos fundamentales de los individuos, la organización del estado y sus competencias, así como los mecanismos legales para limitar el ejercicio del poder.
Toda Carta Magna es creada por un poder constituyente, es decir, un conjunto de políticos que tienen el propósito de redactar una constitución y una vez esté aprobada perderán sus funciones. Con respecto a su contenido, depende de cada nación.

Si la codicia de unos pocos les hace olvidar y, por ende, saltarse la máxima Ley de un Estado, algunos de ellos podrían acabar como Ricardo III de Inglaterra: “Cuentan que viendo que sus tropas caían ante el enemigo una tras otra, y que sus soldados quedaban sin ánimo alguno para luchar, Ricardo III decidió enfrentarse cara a cara en la batalla. Hizo que su herrero preparara el caballo, con tal mala suerte que no había hierro suficiente para sus herraduras. Apremió tanto el rey al pobre herrero que este, con una barra de hierro que encontró, sacó las cuatro herraduras. El problema fue que con la última herradura, se quedó sin clavos, y solo pudo ponerle tres. Se lo dijo al rey, pero este no le dio importancia y partió para luchar.

En uno de los momentos, viendo como sus soldados caían y viendo que los supervivientes intentaban huir, se lanzó ladera abajo con un grito de guerra. La herradura que estaba mal puesta, salió despedida haciendo caer al caballo y a su jinete, y antes que el rey pudiera darse cuenta, el caballo había salido huyendo del miedo. Fue en ese momento cuando Ricardo III soltó aquella famosa frase: Un caballo, mi reino por un caballo. Pero nadie le escuchó puesto que estaban intentando salvarse de una muerte segura.
Ahí terminó el reinado de Ricardo III, que solo estuvo dos años en el trono, tras haber dejado un reguero de su propia sangre para conseguirlo. Asesinó a su hermano, a sus sobrinos, vamos, todo un regalito…

Pedrito Picapiedra: si no es tuyo, no lo tomes. Si no es justo, no lo hagas, si no es cierto, no lo digas. Si no lo sabes, cállate. Como dijera Charles André Joseph Marie de Gaulle , general y estadista francés que dirigió la resistencia francesa contra la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial y presidió el Gobierno Provisional de la República Francesa de 1944 a 1946 para restablecer la democracia en Francia: “ Patriotismo es amar a tu país. Nacionalismo detestar los de los demás”.

Lucía Ballesteros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: