¡ALERTAS!

El matrimonio Addams

Los Addams son una familia gótica con intereses macabros y habilidades sobrenaturales. En ningún momento de la serie se da explicación de sus poderes. Corren el riesgo de perder su tesoro de monedas de oro por culpa de Tully Alford un abogado deshonesto de quien los Addams son clientes y ahora está en serias dificultades financieras. Para no tener problemas de fraude, Abigail Craven, el hijo Gordon y sus criadores, están dispuestos a hacer cualquier cosa para recibir el dinero.

Alford tiene una idea al notar que Gordon es muy parecido con  Tío Fétido en España, el hermano de Gomez Addams, el jefe de familia, que hace 25 años que quiere encontrar a su hermano. Asimismo Gordon finge ser el Tío Fétido e intenta encontrar la fortuna que paga los gastos de Morticia, Gomez,  Miércoles en España y la abuela.  Pero el plan no es tan simple como parece, pues los Addams son una familia muy peculiar.

Además de esto, Gordon se siente tan bien siendo el Tío Fétido que comienza a sentirse parte de la familia, que  la conforman el mayordomo Lurch y la Cosa que es una mano sin cuerpo.

En el siglo XXI, la Familia Addams, sería Pablo y Betty Mármol. Sombríos, ventajistas, artificiosos, chapuceros, engañabobos. Llegaron a la política  para redimir a España y acabar con la casta y los poderosos y gracias a sus mentes retorcidas y siniestras han conseguido llegar al poder, hacer una fortuna, pasarse por el arco del triunfo sus principios y vivir de la sopa boba.

Hasta sus paniaguados han clamado al cielo al darse de bruces con el señuelo y el timo de la estampita que le han infiltrado. Y haciendo honor al  ADN izquierdista andan extrayéndose los sacais entre los unos y los otros, y los otros y los unos.

La sección de los vindicativos castellano manchega encabezada por el miembro de la dirección de la bandería de Luis Candelas, Fernando Barredo ha llevado ante el tribunal interno de la formación morada a Pablo Iglesias, Irene Montero, Ione Belarra y Noelia Vera por acaparar cargos quebrantando de forma violenta los estatutos morados. Que dicho sea de paso, Pablo, Betty Mármol y la comparsa de bucaneros adjunta, se los pasa por el arco del triunfo.

Así, esta cuadrilla de zampatortas nescientes, tendrían que  responder ante la Comisión de Garantías Democráticas, que ni es Comisión, ni Garantiza nada, y la Democracia brilla por su ausencia, siempre y cuando a sus Señorías y Señoríos, Ministras y Ministros, Vicepresidentos y Vicepresidentss, Portavozos y Portavozas, les surgiera de sus atributos femeninos y masculinos, presentarse ante los suyos. Descender del Olimpo y mezclarse con los mortales y el inframundo no es tan fácil para los dioses.

Los denunciantes piensan que estos cuatro altos cargos de Podemos son de un lado miembros de la dirección estatal de Podemos (el Consejo Ciudadano Estatal), diputados en el Congreso y ahora también miembros del Gobierno de Pedro Sánchez. Este tercer cargo simultáneo ha sido asumido «sin que hayan renunciado a sus actas de diputados». Y dada su capacidad intelectual, que aunque es bien cortita, ellos se conceptúan como grandes estadistas de inteligencia natural y artificial suprema, pueden asumir la Presidencia del Tribunal Constitucional, la del Tribunal Supremo, las de las diecisiete comunidades, la limpieza del Congreso, del Senado, de los Ministerios, la cocina del Congreso, del Senado, la cafetería del Congreso, del Senado, de los Ministerios y hasta los negociones más próximos a cada Sede Gubernamental y de Partido. Que son jóvenes suficientemente preparados.

La anticapitalista andaluza, Teresa Rodríguez, primero abandonó Izquierda Unida en el año 2008 para unirse en “santo matrimonio” civil con Podemos, convertida en la marca blanca con el nombre de Adelante Andalucía. Formó parte del equipo fundacional de Podemos, en 2014, junto a Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero, Carolina Bescansa, Miguel Urbán y Luis Alegre, hasta que llegó el divorcio. Ella mantiene sus principios y no entiende a los serviles que escoltan a Pablo y  Betty Mármol.

Con tanto cargo y tampoco fundamento no es de extrañar que Pablito Mármol haya comenzado a sufrir de amnesia. Ya no recuerda cuando se despepitaba diciendo: «Ningún eurodiputado de Podemos va a cobrar más de tres salarios mínimos españoles, 1.930 euros. Es de vergüenza que estos señores del PSOE y del PP estén cobrando 8.000 euros al mes y que estén viajando en clase business». Aquel atisbo de vergüenza, hoy se ha ido por el retrete.

Pablito Mármol se reserva la opción de nombrar y cesar a los cargos más sensibles del Partido Morado. Será la ejecutiva y no la dirección estatal, como venía sucediendo hasta ahora, el órgano que tendrá la capacidad de nombrar o cesar al Gerente, así como a los Jefes de las Áreas Jurídicas, de Finanzas y Auditorias. Y dentro de poco sus acólitos y simpatizantes tendrán que dirigirse a él con la célebre frase: «AveCaesarmorituri te salutant».

Pablo Mármol ya es casta, sueldo de ricos, casa de lujo y cargo indefinido. Semejante definiendo, por lo que de cierto encierra, ha ofendido grandemente a Pablo Mármol. Le ha molestado que el Partido Popular le recuerde su pasado y las traiciones a sus promesas. Y el Stalin convertido en facha, con un tono poco institucional, ha acabado llamado “delincuentes” a todos los miembros de la bancada del Partido Popular. Para acto seguido decir: “Señoría, en la sede de la soberanía popular quedó acreditado que ustedes mancharon el uniforme de nuestros policías para proteger a corruptos, y para crear unas cloacas que fabricaban noticias falsas para atacar a adversarios políticos. ¿Y sabe cómo hay que llamar a los que hacen eso con nuestras fuerzas de seguridad? Delincuentes”, he dicho. Y si no le gustan mis principios, que diría Groucho Marx, tengo otros.

Pablito Mármol, nunca olvides ser humilde, no sabes de quien puedes necesitar ayuda. Además  con los Judas no se pelea, ellos se ahorcan solos. Y un burro pude fingir ser un caballo, pero tarde o temprano rebuzna. Y las palabras de cada cual dicen lo que pretende ser, y las acciones dicen lo que realmente se es.

Y dentro de la familia Addams no podía faltar esa amiga entrañable que todos tenemos y tememos. La de los Addams es la supernena, rmegaministra, creadora del feminismo, Carmen Calvo. La Feminastra, Betty Mármol,  ha impulsado, con prisas incompatibles con el mínimo rigor y urgencias relacionadas con sus intereses políticos, una Ley de Libertad Sexual cuyo mero nombre ya es una mezcla de arrogancia y despropósito insoportable. Presenta duplicidades,  incoherencias en la redacción, faltas de ortografía y, entre otros errores, una redacción farragosa que ha tenido que ser corregida para que no fuese tumbada por inconstitucional. Justicia detalla que dicho borrador contiene una “inadecuada técnica legislativa” y que cuenta con “contenidos normativos que no requieren rango legal”. Y Pablito Mármol, por defender a su Betty, acusa al Ministro de Justicia de “machista frustado”.

Que se sienta más legitimada para hablar de ese problema la misma dirigente del mismo partido que rechaza la prisión permanente o mira para otro lado ante la explotación sexual de menores en Baleares, enmarca a cada uno en el sitio correcto y desvela las verdaderas intenciones de los promotores de una ley estrictamente publicitaria.

Menos mal que la Ley es un auténtico bodrio que si llega a ser de summa cumme laude, Carmen Calvo e Irene Montero se retan a duelo a pistola y una de las dos cae. Porque la guerra entre la dos Feminatras le ha golpeado de pleno en toda la cara a Pedrito Picapiedra. Pedrito pone la mano en el fuego por Carmen Calvo y Pablito por su Betty.  Y la Guerra va camino de convertirse no en la Guerra de los Cien Años, sino en la Guerra Eterna; o al menos mientras dure este “desgobierno”, si no tenemos la desgracia de que sus caminos se vuelvan a cruzar.

El lema de la Ley es todo un poema de libertad: “Sola y borracha quiero volver a casa”. Policías expertos en violencia sexual responde a Montero: “Volver a casa sola y borracha es ponerse en riesgo”. Y el Juez Emilio Calatayud apunta en su blog: “ Llevo toda la vida luchando contra el botellón porque fomenta el alcoholismo infantil y juvenil. Es un problema muy grave. Pues bien, el Ministerio de Igualdad, es decir, el Gobierno de España, está usando el lema “sola y borracha quiero llegar a casa, en una campaña oficial. Es una barbaridad. ¿No se puede luchar contra el machismo sin fomentar el alcoholismo?. ¿Qué pensarán en Alcohólicos Anónimos de esta campaña?. ¿Y las víctimas de los accidentes de tráfico causados por personas ebrias?. Yo siempre he querido que mi hija y mi hijo llegasen sobrios a casa. En fín,¡qué pena!”

Lucía Ballesteros

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: