¡ALERTAS!

La Casa Palacio de la Inquisición de Argamasilla de Calatrava, reabre sus puertas rehabilitada

La Casa-Palacio de la Inquisición de Argamasilla de Calatrava ha reabierto de par en par sus puertas con el fin de que su rehabilitado y noble patio sirva, a partir de ahora, de privilegiado marco para la celebración de actos de corte social y cultural en pleno casco histórico de esta localidad ciudadrealeña.


A tan contemporáneo ‘auto de fe’ acudían en la tarde-noche de ayer, representantes de diferentes colectivos locales, así como autoridades que encabezaban el presidente de la Diputación Provincial, José Manuel Caballero y la alcaldesa Jacinta Monroy, ejerciendo como ‘maestre’ de ceremonias Germán Esteban Borrajo.

Este arqueólogo ha supervisado científicamente tanto el proyecto del Ayuntamiento, realizado por la aparejadora municipal Patricia Pérez, como el desarrollo de las obras ejecutadas, gracias a la subvención nominativa de 50.000 euros de la Corporación provincial, por la empresa especializada corraleña Construcciones Zamora Camacho SL.

La actuación principal ha consistido en la adecuación del patio para los fines referidos, presentando ahora una galería de dos metros de ancho alrededor de buena parte del mismo y dejando una zona diáfana en su centro, manteniéndose la cueva y también la tinaja subterránea como elementos visibles desde la superficie.

Precisamente este nuevo espacio se estrenaba anoche como lugar de exposiciones, con la muestra fotográfica que repasa los principales hitos de la rehabilitación y que este viernes y sábado podrá visitarse en jornadas de puertas abiertas.

También el lugar quedó bautizado como particular sala de recitales musicales al aire libre, en este caso con el cante más puramente flamenco que interpretó Quintín Zamora bajo los acordes de guitarra de ‘Niño Chavolena’, cerrando así el acto inaugural.

Por otro lado, durante los trabajos se ha tenido muy especial tacto en la conservación de piezas y elementos fundamentales para mantener la esencia e historia de la edificación, con un nuevo pavimento sobre el que se han realizado guía con baldosas de distinta textura y color para marcar las zonas donde quedan restos de la edificación.

En uno de los laterales del patio, para cuyos revestimientos se ha utilizado argamasa de cal y arena, se ha construido un espacioso aseo preparado también para personas con discapacidad y se ha colocado también una nueva puerta principal de madera acorde con el inmueble y anclada a los muros existentes de ladrillo visto para no dañar los elementos de tan monumental fachada.

“El inmueble histórico más importante de la villa”

Esteban Borrajo, en los prolegómenos al referido acto oficial, que se celebraba con aforo muy controlado y limitado, señaló a los medios de comunicación desplazados para cubrir tan importante momento, que este es “el inmueble histórico más importante de la de la villa” y pudo ser propiedad de algún miembro del Santo Oficio.

De ahí que, conforme a la memoria histórica que guarda la colectividad rabanera, se atribuyese la denominación de Casa de la Inquisición, un inmueble que en su origen debió ocupar toda la manzana y también por “estuvo muy relacionado con la con la Obrería de la Orden de Calatrava, que estaba muy vinculada a la Villa de Argamasilla”.

El investigador también aludió a la “muy dilatada” historia del recinto “seguramente construido en el siglo XVII y posteriormente reutilizado hasta nuestros días como vivienda particular hasta hace unos años escasos”, concretamente hasta que en el año 1999 lo adquirió el Ayuntamiento de la localidad para su preservación.

Su fachada está presidida como “elemento más destacado”, incluso de todo el conjunto patrimonial, por un escudo nobiliario “con muchos simbolismos”, según precisó German Esteban, para quien dicha inscripción “señala sobre todo la pertenencia de la casa a un linaje noble y la importancia que el edificio pudo tener a nivel social dentro de la villa”, también por su vinculación a la Orden de Calatrava y al Maestrazgo de la Obrería.

“Esta zona del pueblo tiene calles ya mencionadas en el Catastro del Marqués de la Ensenada [mediados del siglo XVIII], denominadas calle de los Palacios o Plaza de Palacio. Y se sabe que precisamente la Orden de Calatrava tuvo unas casas importantes, casas señoriales, en esta zona, que ocuparían probablemente gran parte de la manzana”, apostillaba el arqueólogo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: