¡ALERTAS!

Empatía y estigma

Han transcurrido 21 días desde que Sanidad, a través de la delegación provincial de Ciudad Real, tomó medidas extraordinarias para combatir la extensión de contagios de Covid en Bolaños de Calatrava y 12 días desde que se tomó la medida más radical de confinar a Bolaños, restringiendo las salidas y entradas a la población con vigilancia de la Guardia Civil. Es así Bolaños la única población de Castilla la Mancha en la que está vigente una medida de estas características. Y los vecinos de mi pueblo han aceptado con resignación y paciencia esta situación tan restrictiva de los derechos de los habitantes de mi pueblo.

Desde entonces, desde el ayuntamiento, y a pesar de que algunos pretendan utilizar esta situación para hacer política, estamos trabajando muy duramente, en colaboración con la Guardia Civil y con las autoridades sanitarias, para cumplir y hacer cumplir con todas las medidas impuestas y para seguir garantizando la prestación de servicios básicos y esenciales a toda la población, sobre todo a la más vulnerable.

A lo largo de estos días he recibido como alcalde el apoyo de muchas personas, de muchos cargos públicos, fundamentalmente alcaldes, de un signo y otro, del presidente regional y provincial de mi partido, así como de otros muchos carpos públicos y políticos de mi partido. También de la inmensa mayoría de los medios de comunicación, que se han interesado no tanto por la situación de números o cifras sino por el estado general de ánimo de la población de Bolaños. Ha sido, sin duda, una muestra de empatía y de cariño en unos momentos tan complicados para todos nosotros que yo, como alcalde, y en representación de todos los bolañegos, quiero agradecer muy sinceramente.

Sin embargo, tengo que lamentar y por ello reprochar, que ni el presidente regional de todos, el señor García Page, ni el consejero de Sanidad, ni el Director General de Salud Pública, ni la delegada del Gobierno Regional en la provincia de Ciudad Real, ni la subdelegada del Gobierno de España en Ciudad Real, ni el delegado del Gobierno de España en Castilla la Mancha, han mostrado el más mínimo interés por preguntarnos, por preguntarme como representante de los bolañegos, cómo estamos, qué necesitamos y mostrar el más mínimo afecto o apoyo, algo de empatía. Lo lamento profundamente, pero es la realidad y como tal he de contarla.

Sé que este pueblo no está gobernado por el PSOE, sé que tienen muchos deseos de que alguna vez sea así y esto se traduce en que no encontramos la receptividad a nuestras necesidades, más allá de esta situación, como nos gustaría y necesita nuestro pueblo, que hacen que muchas de nuestras demandas sean continuamente olvidadas o aplazadas, pero eso no implica que se tenga el más mínimo gesto de empatía y afecto con una población que lo está pasando mal. Sin duda, todo el mundo será capaz de obtener las conclusiones que crea convenientes.

Y no puedo dejar de aprovechar este canal para poner de relieve también los problemas que muchos bolañegos están teniendo para poder ser atendidos en centros médicos, en el hospital de Ciudad Real, en centros educativos, negándose la presencia a alumnos bolañegos, que no tienen ningún contagio, en atenciones administrativas, con la negación de renovaciones de permisos oficiales por ser de Bolaños. En definitiva, un estigma injusto a personas que pueden estar más sanas que incluso aquellos que niegan estos derechos. No olvidemos que muchas personas contagiadas de COVID son asintomáticas, casi el 50 % de las que resultan positivas y en Bolaños, por el gran número de pruebas hechas, se han detectado muchos casos y se ha publicado, en un ejercicio de transparencia municipal extraordinario, esta circunstancia a la población, que tiene derecho a conocer estos datos. Pero, ¿qué está pasando en otros sitios?, ¿se están haciendo el mismo número de pruebas?, ¿de verdad estamos tan seguros como creemos porque no haya nadie de Bolaños entre nosotros? Por desgracia no está sucediendo así, como estamos comprobando. Creo que este comportamiento, entendible, porque nadie nos queremos topar con esta enfermedad, está siendo injusto con la población de Bolaños, que recuerdo, cuando en los meses más duros esta pandemia se cebaba duramente con muchas localidades de distintas zonas, nunca puso objeciones o estigmas a nadie y deseo siempre una pronta salida para todos en una situación tan delicada.

Empatía y estigma, son dos actitudes contrapuestas que hay que impulsar en distinto sentido. A todos nos iría mucho mejor. Y nosotros y todos, que no lo dude a nadie, saldremos adelante.

Miguel Ángel Valverde Menchero
Alcalde de Bolaños de Calatrava

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: