¡ALERTAS!

Piden la comparecencia del consejero de Sanidad en el noveno día de huelga del Transporte Sanitario

En 2008, el Gobierno Barreda adjudicó el Transporte Sanitario a razón de 69 millones/año. En 2012, Cospedal lo rebajó a 61,5 millones/año. En 2017, el Gobierno Page aceptó las ofertas muy a la baja de las empresas y adjudicó las contratas a razón de 58 millones/año, un recorte del 5,7% respecto a Cospedal y del 15,9% respecto a Barreda.

Los trabajadores del Transporte Sanitario de CLM, que cumplen hoy la novena de las 24 jornadas de huelga convocadas en el sector, se han concentrado este mediodía ante la sede de la Consejería de Sanidad, para exigir a su titular, Jesús Fernández, que intervenga para solucionar el conflicto generado por el impago salarial que sufren desde el 1 de enero: las contratas llevan todo el año incumpliendo el convenio colectivo y adeudan ya más de 1.700 euros a cada una de las 1.700 personas que prestan este servicio público esencial.

La huelga comenzó en toda la región el 29 de septiembre y se prolongará, de momento, hasta el 30 de octubre. Desde el pasado lunes, los huelguistas se concentran cada día de la semana en una capital de provincia, los viernes en Toledo y doblemente: primero lo han hecho en las puertas del Hospital Virgen de la Salud y después, frente a la consejería de Sanidad, “para llevar el conflicto ante quien puede y debe resolverlo”.

“Hasta ahora, el consejero no ha hecho nada para solucionar el conflicto que nos ha llevado a convocar una huelga de cinco semanas en el Transporte Sanitario, un servicio del que él es el titular y máximo responsable. Es hora de que intervenga. Es él el que tiene la obligación y la capacidad de poner los medios necesarios para garantizar el cumplimiento del convenio colectivo”, denunció Lola Cachero, secretaria general de CCOO-FSC CLM; sindicato convocante de la huelga junto con USO y UGT -este último, solo en Ciudad Real.

“Ninguna administración sanitaria, ningún Gobierno, puede tolerar que sus contratas infrinjan impunemente sus obligaciones patronales, la primera de las cuales es el cumplimiento del convenio colectivo de aplicación. Si las empresas no lo cumplen, ya sean porque no pueden o porque no quieren, el responsable del servicio tiene que intervenir”, subrayó Casero.

“El consejero y la directora gerente del Sescam saben que el cumplimiento del convenio que ellos mismos ayudaron a firmar es fundamental para que el Transporte Sanitario y los trabajadores que lo prestan puedan empezar a recuperarse de los destrozos de Cospedal. Porque la ex presidenta recortó sustancialmente el dinero destinado a este servicio, pero es que el actual Gobierno lo redujo aún más. Adjudicó las contratas 25 millones por debajo de lo presupuestado, y así es imposible prestar el servicio dignamente y en condiciones laborales dignas.”

Los datos

En 2008, el Gobierno de José María Barreda adjudicó el Transporte sanitario a razón de 69 millones/año.

En 2012, Cospedal rebajó el presupuesto base de licitación del servicio a 63,45 millones/año y lo adjudicó aún por menos, por 61,5 millones/año. Esto se tradujo en una reducción salarial media del 20% para los trabajadores que prestan el servicio.

En 2017, el Gobierno Page aumentó el valor estimado de los contratos, hasta los 64,5 millones/año. Pero luego aceptó las ofertas muy a la baja presentadas por las empresas y adjudicó las contratas a razón de 58 millones/año, un recorte del 5,7% respecto a Cospedal y del 15,9% respecto a Barreda.

“Hasta las Cortes regionales vieron que con esa dotación económica el servicio era inviable y en enero de 2018 aprobaron por unanimidad una Resolución ordenando a Sanidad que destinara al Transporte Sanitario el importe íntegro establecido en los pliegos de condiciones, resolución que el consejero sigue sin atender”, señaló Cachero.

“Esto supone que, durante cada uno de los cuatro años de vigencia de las actuales contratas, el Transporte Sanitario de CLM tiene una infradotación de 6,25 millones de euros respecto a lo que el propio Gobierno estimó necesario para ofrecer a la ciudadanía un servicio en condiciones y prestado en condiciones”, subrayó Cachero.

“Los usuarios y sobre todo los trabajadores son los que pagan el pato. Llevan desde 2012 sufriendo unos tremendos recortes salariales y de condiciones laborales; y cuando tras años de lucha y movilizaciones consiguieron firmar un convenio digno, las empresas lo incumplen y la Administración no hace nada.”

“Estamos en octubre y las plantillas llevan diez meses sin cobrar lo que deben. Y cuando se les agota la paciencia y deciden ir a la huelga, lo que hace la Administración es impedirles ejercer ese derecho fundamental imponiendo unos servicios mínimos desmesurados, que obligan a trabajar al 95% de las plantillas. En vez de intervenir para solucionar el conflicto, trata de taparlo.”

“Si la consejería cree que esta situación es responsabilidad es de las empresas, que son incapaces de gestionar el servicio público esencial que el Gobierno de CLM ha puesto en sus manos, la solución es bien sencilla: que Sanidad y el SESCAM recuperen la gestión directa del Transporte Sanitario”, concluyó Cachero.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: